avatar_default

Enlace Judío – El tercer confinamiento nacional por COVID-19 de Israel comenzó a aligerarse este domingo a las 7 a. m. después de más de un mes, mientras las cifras de la pandemia continúan siendo altas, de acuerdo con información de The Times of Israel.

Inicialmente, el cierre estaba programado para aligerarse parcialmente el viernes, después de más de un mes, pero un día antes, el gobierno extendió las restricciones hasta el domingo luego de una tensa y acalorada discusión entre los ministros.

Desde este 7 de febrero: se permite a los ciudadanos salir a más de un kilómetro de sus domicilios particulares; las reservas naturales, los parques nacionales, los sitios patrimoniales y los sitios de la Autoridad de Antigüedades de Israel reabren al público; reabren negocios que no reciben publico; los servicios para llevar de restaurantes y los negocios con interacciones individuales, como estéticas y barberías, reabren; se permite que los alquileres de vacaciones atiendan a familias individuales.

Hasta el sábado por la noche, no hubo acuerdo con respecto a la reapertura de los jardines de niños y de los primeros grados de primaria. Un comunicado del gobierno el viernes dijo que se tomaría una decisión al respecto luego de discusiones separadas entre los Ministerios de Salud y Educación.

Tomer Lotan, un alto funcionario del Ministerio de Salud, le dijo al Canal 12 israelí el sábado que los jardines de niños y los primeros grados de la escuela primaria podrían reabrirse en ciudades y pueblos considerados “verdes” y “amarillos” bajo el sistema de “semáforo” del gobierno que indica tasas bajas tasas de contagio.

Según el Canal 12 y Canal 13, el Ministerio de Salud se opondría estrictamente a la reapertura de escuelas en ciudades consideradas “naranja” y “rojas”, con altas tasas de infección, pero el ministro de Salud, Yuli Edelstein, dijo el sábado que el ministerio “consideraría la posibilidad” de reabrir algunos marcos educativos en estas ciudades, especialmente para los niños más pequeños, si se toman medidas de precaución.

De acuerdo con el sitio Ynet, el tercer confinamiento por COVID-19 en Israel ha sido el más ineficiente. En número de pacientes graves, que por el momento son más de 1,100, contrasta con los 101 con los que culminó el primer confinamiento y los 647 del segundo confinamiento.

Mientras que en nivel de positividad de pruebas de coronavirus, este confinamiento termina con casi 8 por ciento, mientras que el primero llegó a su fin con 1.7 por ciento y el segundo con 4.5 por ciento.

El director general del Ministerio de Salud, Jezy Levy, le dijo al Canal 12 el sábado que el tercer confinamiento frenó las infecciones en Israel, pero que las tasas “no son las que esperábamos”.

Levy argumentó que el confinamiento era necesario y que, sin él, Israel habría visto decenas de miles de casos activos. También dijo que sin el confinamiento, la tasa de reproducción básic, R, el número promedio de personas infectadas por cada contagiado, habría llegado a 2. Cualquier número por encima de 1 significa que el virus se está propagando con fuerza, y en 2 representa una tasa de contagio muy alta.

Levy pidió a todos los israelíes mayores de 16 años que se vacunen y dijo que espera que los adolescentes de 12 a 16 años puedan recibir sus primeras vacunas en la primavera.

Para este domingo se registran al menos 2,625 nuevos contagios de coronavirus, que suman en total hasta ahora 687,492. Se cuentan 1,144 pacientes en estado grave, incluidos 409 que están intubados a ventilación mecánica, mientras que los fallecidos se elevaron a 5,096.

El programa de vacunación de Israel con el biológico de Pfizer-BioNtech está en curso, y más de tres millones 400 mil han recibido la primera dosis. De esta cifra, más de dos millones han recibido la segunda dosis.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí