avatar_default

Enlace Judío – La ciudad ultraortodoxa israelí de Bnei Brak se las ingenió para incentivar a los residentes de la urbe para acudir a vacunarse contra COVID-19: ofrecer cholent gratis a los que estén dispuestos a inocularse.

La ciudad dijo que sus centros de vacunación de los cuatro servicios de salud nacionales abrirán especialmente el jueves por la noche a partir de las 7 p. m. hasta la medianoche y servirá cholent a quienes se vacunen, en un intento por impulsar la campaña de vacunación en el país, de acuerdo con el sitio The Times of Israel.

En días recientes, los servicios de salud han lamentado una ralentización de la campaña de vacunación a nivel nacional, pese a que Israel cuenta con el abasto suficiente por el momento para aplicar el esquema completo de la vacuna de Pfizer-BioNTech a sus ciudadanos a partir de los 16 años.

Una de las razones de ello, se ha argumentado, tendría que ver con la información falsa en contra de las vacunas que se difunde por redes sociales, una acción contra la que las autoridades han tomado cartas en el asunto. A inicios de semana, Facebook eliminó un grupo antivacunas con 14 mil seguidores que buscó perjudicar la campaña de inoculación.

Un reportero de la cadena pública israelí Kan acudió hasta un centro de vacunación del servicio de salud Maccabi en Bnei Brak y comprobó lo que es entregado en una bolsa de papel a los que acudan a vacunarse: un recipiente con cholent, pan y una bebida.

El cholent, también llamado Jamin, es un platillo de la comida judía compuesto fundamentalmente por carne y verduras que se come tradicionalmente en Shabat y también es una comida popular los jueves por la noche en algunas secciones de la comunidad ultraortodoxa.

Desde Arabia Saudita, el activista de redes sociales Mohammed Saud, conocido por su inusual fervor hacia Israel, instó en hebreo a los ultraortodoxos de Bnei Brak a que fueran a vacunarse y pasaran por su cholent. “Para mi desgracia, no hay una comida como esta en Arabia Saudita”, lamentó.

Según el Ministerio de Salud, solo el 17 por ciento de los residentes de Bnei Brak han recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech y el 9% la segunda, niveles muy bajos para el ritmo de inoculación y abasto de vacunas con el que cuenta Israel.

En contraste, en la vecina ciudad de Tel Aviv-Yafo, el 50 por ciento de sus habitantes han recibido la primera dosis, mientras que el 30 por ciento han recibido la segunda dosis.

La ciudad de Bnei Brak se encuentra entre las más afectadas por la pandemia y ha visto constantes violaciones de las restricciones por COVID-19, así como enfrentamientos violentos entre policías y algunos ultraortodoxos que se oponen a las normas sanitarias.

A partir del miércoles por la noche, la ciudad fue clasificada por el Ministerio de Salud como una localidad de alta infección sujeta a estrictas regulaciones. Según los datos de la dependencia, la positividad registrada en Bnei Brak es del 17 por ciento.

Más de tres millones 700 mil israelíes han recibido hasta ahora la primera dosis de la vacuna contra COVID-19, mientras que más de dos millones 300 mil han recibido la segunda, según datos del Ministerio de Salud de Israel.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí