avatar_default

Enlace Judío – Según un reporte publicado este lunes por The New York Times, la inteligencia de Etiopía frustró recientemente un ataque iraní contra la embajada de los Emiratos Árabes Unidos en el país africano en un aparente intento de Teherán de golpear la nueva alianza arabo israelí, recogió The Times of Israel.

Funcionarios de seguridad etíopes y suecos cooperaron para frustrar el complot, arrestando a 16 sospechosos y confiscando un alijo de armas y explosivos, de acuerdo con el reporte.

El presunto líder de la célula, Ahmed Ismail, fue arrestado en Suecia con la cooperación de los “servicios de inteligencia africanos, asiáticos y europeos”, dijeron funcionarios de inteligencia etíopes.

Pero Etiopía ha evitado acusar a Irán de estar detrás del complot, y los diplomáticos le dijeron al periódico estadounidense que Etiopía desea evitar verse involucrada públicamente en asuntos tan sensibles que involucran a las potencias regionales.

Sin embargo, funcionarios estadounidenses e israelíes han señalado a Teherán, acusando a sus servicios de inteligencia de haber dado ordenes a una célula encubierta en el otoño de 2020 para vigilar la embajada emiratí, así como las misiones estadounidenses e israelíes en la ciudad.

La contralmirante Heidi K. Berg, directora de inteligencia del comando de África del Pentágono, confirmó que 15 de los sospechosos habían sido arrestados en Etiopía y que Ismail, el “cerebro de este complot frustrado”, fue capturado en Suecia, y agregó que la célula había estado actuando bajo la dirección de los iraníes.

Funcionarios estadounidenses e israelíes dijeron a The New York Times que el complot de Etiopía sería parte de un esfuerzo más amplio para atacar “objetivos blandos” en países africanos para vengar las muertes del comandante Qasem Soleimani y el científico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh.

La embajada de Irán en Addis Abeba descartó rotundamente el reporte como “acusaciones sólo provocadas por los medios maliciosos del régimen sionista”.

“Ni Etiopía ni los Emiratos dijeron nada sobre la interferencia iraní en estos temas”, agregó una portavoz de la embajada.

Solo dos de los sospechosos han sido identificados y ninguno ha sido acusado oficialmente, según el reporte. Los funcionarios israelíes dijeron al periódico que al menos tres de los sospechosos son probablemente operativos nacidos en Irán, mientras que los otros eran reclutas etíopes.

Si bien se negó a nombrar a Irán como responsable, el Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad de Etiopía dijo que una segunda célula había estado planeando atacar la Embajada de los Emiratos en Jartum, Sudán. La acusación fue confirmada por un funcionario sudanés al periódico.

Un alto funcionario de defensa de EE. UU. afirmó que los ataques planeados estaban relacionados con un esfuerzo anterior y fallido de Irán para asesinar a la embajadora de EE. UU. en Sudáfrica, Lana Marks, en septiembre pasado.

El complot reportado dejó perplejos a algunos analistas, quienes dijeron a The New York Times que desperdiciaría cualquier buena voluntad estadounidense que aún existiera, dejando a Irán sin una vía para el alivio de las sanciones económicas que tanto necesita.

A principios de este mes, los medios israelíes informaron que varios agentes iraníes que vigilaron las embajadas israelí, estadounidense y emiratí en un país anónimo de África en preparación para un posible ataque habían sido arrestados.

Los agentes habrían sido enviados por Irán para recopilar inteligencia en los sitios para un ataque terrorista, de acuerdo con la cadena pública israelí Kan, que citó fuentes de inteligencia occidentales. Algunos tenían doble ciudadanía europea e iraní, y algunos fueron arrestados en el país de África, mientras que otros fueron detenidos en diferentes países. El ataque fue frustrado el mes pasado, según el informe.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí