avatar_default

Enlace Judío.- La startup israelí Aura Air dice que sus dispositivos, lanzados durante la pandemia, pueden desinfectar el 99,9% de los virus y bacterias

JAKE EPSTEIN

Años antes de que la pandemia de coronavirus obligara al mundo a esconderse detrás de una máscara, Aviad Shnaiderman estaba preocupado por la calidad del aire que se respiraba en el interior.

Habiendo trabajado anteriormente para la empresa de calefacción, ventilación y aire acondicionado de su padre, Shnaiderman comprendió que la ventilación o el aire acondicionado estándar no eran suficientes para evitar que el aire interior se contamine con gases, aerosoles o virus.

En 2017, con epidemias pasadas como SARS y MERS en mente, Shnaiderman y su hermano Eldar cofundaron Aura Air en Tel Aviv, con el objetivo de llevar al mercado un producto que purificara y desinfectara el aire interior.

“Todos saben lo que comen, lo que beben, cómo hacer ejercicio, pero no entienden lo que respiran”, dijo Shnaiderman recientemente.

En el verano de 2020, con COVID-19 ya en auge, la compañía lanzó su tecnología, un sistema que monitorea la calidad del aire en tiempo real, mientras purifica, limpia y desinfecta el aire.

La compañía afirma que su sistema, que incluye un filtro de carbón, tela con infusión de cobre, un ionizador bipolar Sterionizer y LED UVc, logra capturar el 99,9% de las partículas en el aire, incluidos alérgenos tan pequeños como 0,3 micrones, publicó The Times of Israel.

Un experimento patrocinado por la empresa y llevado a cabo en el Centro Médico Sheba encontró que cada componente individual del purificador redujo la presencia de un coronavirus similar en tamaño al SARS-COV-2, el virus que causa el COVID-19, en al menos un 99,9%, a excepción de un filtro, que capturó el 99,7% del virus.

dos hombres de panatlón gris y camisa blanca con las piernas cruzadas, sentados en un sofá azul claro
Aviad Shnaiderman, izquierda, y su hermano Eldar, cofundadores de Aura Air (Cortesia)

Shnaiderman dijo que es obvio que la filtración de aire es necesaria y, mientras que antes de la pandemia de coronavirus tendía que explicarle a la gente por qué el sistema era beneficioso, ahora, dijo, todo el mundo lo entiende.

Espera que la empresa se enfrente a la competencia de otros productos similares en el futuro.

“Está afectando absolutamente el mercado”, dijo. “Todo el mundo entiende que los sistemas HVAC no son realmente una solución y debemos tener otro dispositivo / función que pueda desinfectar, purificar el aire y tratar esas partículas, gases y aerosoles en el aire”.

El sistema Aura Air de $ 500 tiene alrededor de 15 pulgadas (38 centímetros) de alto, 15 pulgadas de ancho y alrededor de seis pulgadas de grosor y puede monitorear CO₂, humo, temperatura y humedad. También hay una versión mini de la tecnología empaquetada en una versión portátil que mide menos de cinco pulgadas de alto y pesa menos de una libra que no necesita instalación, aunque tiene menos capacidades de detección, por $ 150.

Aura Air, que debe colocarse en una pared, puede ser instalado y mantenido por el usuario mientras que el mini puede colocarse en posición vertical sobre una superficie. Con la aplicación Aura Air, el usuario puede personalizar su sistema en función de sus preferencias y necesidades de salud.

Hasta ahora, dijo Shnaiderman, Aura Air se ha vendido en más de 50 países de todo el mundo, entre ellos Japón.

Cualquier entorno interior, más o menos, podría albergar la tecnología Aura Air: oficinas, espacios residenciales, hoteles, residencias para personas mayores, instalaciones sanitarias e incluso autobuses.

pruificadores, a la izquierda de pared, a la derecha de mesa.
Los dispositivos Aura Air (Cortesia)

En el Reino Unido e Irlanda, el sistema se instaló recientemente en 400 autobuses turísticos que se reutilizaron para transportar trabajadores de la salud esenciales hacia y desde el trabajo. Aura Air también se encuentra en medio de un proyecto que se centra en el sistema ferroviario de Israel.

La prueba para la instalación de Aura Air en el transporte es un proceso de varios pasos que implica un ajuste en función de la cantidad de personas que suben y bajan del vehículo. Durante un período de unas pocas semanas, se instala el producto, se mide la calidad del aire y luego la empresa le mostrará al cliente la diferencia de calidad antes y después de la instalación.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí