avatar_default

Enlace Judío – El gobierno aprobó el lunes reconocer oficialmente el sufrimiento de las familias judías yemenitas, balcánicas y mizrajíes que llegaron a Israel en la década de 1950 y ofrecerles una compensación económica.

El primer ministro Benjamin Netanyahu calificó este caso como “uno de los más dolorosos en la historia del Estado de Israel” y dijo que es hora de que las familias “a quienes les quitaron sus bebés” obtengan tanto reconocimiento como compensación, de acuerdo con The Jerusalem Post.

Agregó que se incluiría en las clases de historia que se ofrecerán a los niños del país en el futuro.

El ministro de Finanzas de Israel, Yisrael Katz, expresó su esperanza de que esta medida “comience a curar, aunque sea en una pequeña medida, el dolor de la historia” y llamó a honrar el rico legado cultural de los judíos yemenitas.

49 millones de dólares se destinarán a una compensación con 45 mil dólares que se entregarían a las familias a las que no se les informó cuándo o cómo murió fue enterrado su hijo y su tumba nunca fue encontrada o hallada mucho tiempo después.

Se destinaría una compensación de 61 mil dólares a las familias que hasta el día de hoy no saben qué le sucedió a su hijo.

Las familias podrán presentar solicitudes a partir de junio.

En respuesta, la Unión Mundial Sefaradí, una ONG con sede en Jerusalén dedicada al legado de los judíos sefardíes, dijo que “la compensación por sí sola no es suficiente, el gobierno debe aceptar la responsabilidad. El Estado de Israel tiene que afrontar estos eventos de niños desaparecidos”.

El director del organismo, el profesor Shimon Shetreet, perdió a su propia hermana Sara cuando tenía 10 meses.

“Mis propios padres y los padres de otros niños estarían revolcándose en sus tumbas si hubieran sabido que después de todos estos años, el Estado de Israel todavía se niega a asumir la responsabilidad”, dijo.

La compensación, dijo la Unión Mundial Sefaradí, se ofrece como un acto de generosidad en lugar de admitir la culpa.

La afirmación de la comunidad judía yemenita y otros de que sus bebés fueron raptados y entregados en adopción a otras familias, generalmente judías europeas consideradas capaces de ofrecer a los niños más oportunidades en la vida, fue debatida acaloradamente y descartada como un “mito” durante décadas.

El rabino Uzi Meshulam fue arrestado cuando la policía allanó su casa en 1994 después de que él y sus seguidores, armados con armas, exigieran al Estado que investigara este asunto.

Meshulam fue arrestado, pasó un tiempo en prisión y fue despedido durante muchos años como un radical con afirmaciones extravagantes. Murió en 2013.

Muchos israelíes que participaron en los esfuerzos de absorción de las comunidades yemenitas y otras comunidades judías niegan hasta el día de hoy que ese plan estuviera en marcha.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí