avatar_default

Enlace Judío – El Tribunal de Distrito de Jerusalén anunció este lunes que pospondrá el inicio de la etapa probatoria del juicio del primer ministro Benjamín Netanyahu por presunta corrupción hasta el 5 de abril, de acuerdo con The Times of Israel.

Las audiencias se llevarán a cabo tres veces por semana, de lunes a miércoles, de 9 a. m. a 3:30 p. m., dijo el juzgado con sede en la capital israelí.

Al mismo tiempo, los jueces del caso rechazaron una demanda de los abogados de Netanyahu de cancelar las acusaciones penales contra el primer ministro por el aparente incumplimiento del fiscal general de aprobar las investigaciones penales por escrito.

“Después de revisar y examinar los argumentos de las partes, llegamos a la conclusión general de que no había una razón clara para el rechazo de la acusación”, escribieron los jueces en su fallo.

No obstante, el tribunal reprendió al fiscal general Avijai Mandelblit por la omisión, reconociendo un “defecto” en los procedimientos legales. La defensa había argumentado que la falta de aprobación formal por escrito de Mandelblit para la apertura de las investigaciones desacredita por completo los casos contra el primer ministro.

“Hubiera sido apropiado que el fiscal general, como autoridad administrativa, otorgara su consentimiento para la apertura de investigaciones (incluidas las preliminares) en el caso de los imputados, mediante la aprobación por escrito”, escribieron los jueces.

A principios de este mes, bajo fuertes medidas de seguridad y después de varias demoras debido al cierre del coronavirus, Netanyahu hizo una aparición breve y obligatoria en el tribunal para una audiencia en la que se declaró formalmente no culpable de los tres cargos en su contra. Sus abogados solicitaron el aplazamiento de las próximas audiencias.

Los abogados de Netanyahu dijeron que la escala masiva de los argumentos y acusaciones en el caso requiere de un retraso en el inicio de la etapa probatoria de tres o cuatro meses.

Hablando después de comparecer ante el tribunal para negar formalmente los cargos, Netanyahu advirtió que sería una “cruda intervención en las elecciones” si la fase probatoria del juicio ocurriera antes de las elecciones.

“Creo que todo el mundo sabe que los casos en mi contra son fabricados. Pero hoy nos enteramos de que ni siquiera son fabricaciones completas. Faltan muchas cosas, incluso desde el punto de vista de la fiscalía”, dijo Netanyahu.

“No me parece que se apresuren [en el tribunal] a la etapa probatoria antes de las elecciones. En cualquier caso, eso sería visto, aunque esa no sea la intención, como una cruda intervención en las elecciones”, dijo.

El juicio de Netanyahu se inició en mayo de 2020. Aunque el primer ministro asistió a la primera audiencia, se le concedió una exención de comparecer en etapas posteriores de la etapa inicial del proceso penal.

Los abogados del primer ministro se han movido repetidamente para retrasar y desacreditar el proceso, presentando denuncias contra la fiscalía, alegando que se habían utilizado “tácticas criminales” contra ellos, pidiendo que se cambie la acusación contra el primer ministro y alegando que los investigadores de la policía habían utilizado medios ilegítimos para obtener pruebas.

Netanyahu enfrenta cargos de soborno, fraude y abuso de confianza en el Caso 4000, que implica sospechas de que otorgó favores regulatorios en beneficio de Shaul Elovitch, exdueño de la firma Bezeq, a cambio de una cobertura positiva del primer ministro y su familia en el portal Walla! News. Elovitch y su esposa también enfrentan cargos de soborno en el caso.

Netanyahu también enfrenta cargos de fraude y abuso de confianza en el Caso 1000, que implica sospechas de que Netanyahu aceptó ilícitamente unos 200,000 dólares en obsequios como puros y champán de dos multimillonarios: el magnate israelí Arnon Milchan y el magnate australiano James Packer.

En el Caso 2000, Netanyahu está acusado de intentar llegar a un acuerdo quid pro quo con el editor en jefe del periódico Yedioth Ahronoth, Arnon Mozes, para obtener una cobertura mediática positiva a cambio de una legislación que debilitara al periódico rival Israel Hayom. Mozes fue acusado de soborno en el caso.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí