avatar_default

Enlace Judío – El gobierno de Israel aprobó el sábado por la noche varias medidas que alivian las restricciones, en la tercera fase del desconfinamiento por COVID-19, informó Haaretz.

Los israelíes que se encuentran varados en el extranjero luego de que Israel cerró sus fronteras a sus ciudadanos podrán regresar a través de vuelos desde Fráncfort, Londres, Nueva York y París. Se espera que Toronto, Hong Kong y Kiev se añadan a la lista en el trascurso de la semana.

Inicialmente se permitirá el ingreso de 1,000 personas al día, y se espera que el número aumente a 3,000 hasta el fin de semana.

Además, los ciudadanos israelíes podrán volver a su país sin una solicitud del comité de excepciones de Ministerio de Salud. Aquellos que no cuentan con el “pase verde” (certificado de vacunación) o se hayan recuperado de COVID-19, requerirán autorización para salir del país a través del comité especial.

Los ciudadanos que regresan ya no tendrán que pasar la cuarentena en hoteles gestionados por el gobierno. Se les aplicará la prueba de COVID-19 en el aeropuerto, y los no vacunados irán a casa, vigilados a través de un brazalete electrónico hasta el fin del período de cuarentena.

Las clases presenciales en las preparatorias se limitarán a salones con un máximo de 20 alumnos que podrán participar en un máximo de dos grupos diferentes, lo que significa que en la práctica la mayoría asistirá a la escuela dos o tres días a la semana.

Restaurantes, cafeterías y bares podrán abrir con un total de 100 personas dentro y fuera de los establecimientos. Clientes sin certificado de vacunación o pase verde sólo podrán sentarse en espacios abiertos. En el interior, se deberá guardar una distancia mínima de dos metros.

Los salones de eventos podrán abrir al 50% de su capacidad, con un máximo de 300 personas. Se permitirá la entrada de hasta un 5% de los asistentes sin pase verde tras mostrar una prueba de COVID-19 negativa en lugar de un certificado de vacunación.

Los hoteles podrán abrir comedores con 300 personas al mismo tiempo.

Se permitirá la entrada de hasta 500 personas en espacios cerrados y hasta 750 en espacios abiertos durante eventos culturales y deportivos, así como en lugares de culto.

Los estadios y salones de eventos con capacidad para 10,000 personas podrán recibir a 1,000 en espacios cerrados y 1,500 al aire libre.

A partir del domingo, alumnos de bachillerato volverán a clases en zonas de bajo contagio. Las universidades y otros institutos académicos abrirán sus puertas para vacunados. Se permitirán clases de hasta 300 personas, o hasta el 75% de su capacidad. El aprendizaje en línea continuará para estudiantes que no estén vacunados.

Las clases se reanudarán en el marco del “pase verde”, que incluirá a estudiantes que hayan recibido las dos vacunas contra COVID-19 y a sana distancia. Sin embargo, fuentes universitarias indicaron que es posible que las clases presenciales se reanuden solo después de las vacaciones de Pésaj.

Además, Israel está eliminando los límites sobre el número de personas que pueden viajar en un vehículo privado, así como la obligación de tomarse la temperatura y responder a preguntas de carácter sanitario para entrar a lugares públicos.

La multa por infringir las nuevas restricciones será de 5,000 shekels.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí