avatar_default

Enlace Judío – Israel lanzó oficialmente su campaña para vacunar a los palestinos que trabajan de forma legal en su territorio o en los asentamientos en Judea y Samaria (Cisjordania).

“Esta es realmente una oportunidad que aún no está disponible para todos. Estoy muy feliz de haber tenido la oportunidad y espero que todos puedan hacerlo pronto ”, dijo a The Times of Israel el palestino Ahmad Atwan, de 31 años, que trabaja en la construcción cerca de Beit Shemesh.

Alrededor de 122,000 palestinos trabajan en Israel o en asentamientos israelíes, según estadísticas del Ministerio de Defensa. El Coordinador de Actividades Gubernamentales en los Territorios, el enlace militar de Israel con los palestinos, anunció la semana pasada la iniciativa de vacunarlos.

La vacunación de un primer grupo, como operación piloto para la campaña, vio a 700 palestinos beneficiados la semana pasada.

Después de una ligera demora, pues se tenía previsto que la operación comenzara el domingo, ocho cruces de Judea y Samaria abrieron estaciones de vacunación. Está previsto que el martes se abran otros cuatro centros de vacunación en centros industriales.

“Queremos que se vacune la mayor cantidad posible de personas. En algunos casos, nos coordinamos con los empleadores que reservan períodos de tiempo… Pero, en teoría, todos pueden presentarse sin una cita o una remisión”, dijo un funcionario del servicio Maguén David Adom al portal.

Maguén David Adom tiene la tarea de implementar gran parte de la campaña de vacunación de los trabajadores palestinos, alrededor de 1,000 por día.

La asistencia pareció alta, aparentemente no afectada por el efecto de las noticias falsas y las teorías de conspiración que han impedido que algunos árabes israelíes se vacunen. Algunos trabajadores palestinos estuvieron de acuerdo en que habían escuchado teorías de conspiración sobre las vacunas, pero que no los habían disuadido de presentarse.

“No tenía miedo de por sí, pero conozco gente que sí. Se habla en Facebook y en las redes sociales de que la vacuna podría tener efectos negativos en nosotros a largo plazo”, dijo Murad Fares, un trabajador de la construcción palestino de las afueras de Belén.

Desde el comienzo de la pandemia, los 120,000 palestinos que trabajan en Israel y los asentamientos israelíes han sufrido la peor parte de los confinamientos. Cuando Israel ha emitido duras restricciones sanitarias, a menudo ha cerrado cruces y ha ordenado a los trabajadores palestinos que permanezcan en Israel durante tres semanas.

“Es de nuestro interés común para la salud y la economía, ya que vivimos en una sola región epidemiológica, y todos debemos participar en el esfuerzo para detener la propagación de COVID-19 en la región”, dijo el director de COGAT, Kamil Abu Rukun en un comunicado anunciando la operación para vacunar a los trabajadores palestinos.

Las autoridades israelíes también han hecho esfuerzos para desinfectar los puntos de control y hacer cumplir las medidas de salud pública donde los trabajadores palestinos ingresan a áreas israelíes. Pero en la práctica, se produce poco distanciamiento social y algunos trabajadores creen que los puestos de control son sitios clave de contagios.

La medida para vacunar a los trabajadores palestinos se produce cuando las localidades palestinas en Judea y Samaria están experimentando un rápido aumento de los contagios por coronavirus. Actualmente hay 17,989 casos activos de coronavirus en la región, uno de los niveles más altos desde el comienzo de la pandemia.

Grandes franjas de la Autoridad Palestina entraron en bloqueo total durante el fin de semana en un intento de frenar las crecientes tasas de contagio, ya que los hospitales alcanzaron su capacidad máxima en Ramallah y Belén.

Si bien Israel ha vacunado a más de 5 millones de sus ciudadanos, la Autoridad Palestina aún no ha recibido un envió importante de vacunas, salvo algunas miles. De las dosis que llegaron a Ramallah, un número considerable se distribuyó supuestamente a personas con conexiones con la élite de la Autoridad Palestina.

Varios trabajadores palestinos expresaron su indignación por los informes de que la Autoridad Palestina había distribuido silenciosamente algunas de las pocas vacunas en su poder a aquellos con conexiones en lugar de a personal médico de primera línea.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí