avatar_default

(JTA) — El primer ministro británico Boris Johnson deseó a sus connacionales judíos un feliz Pésaj en un mensaje de video compartido el viernes en las redes sociales, con un poco de ídish.

Johnson reconoció que la festividad se celebrará nuevamente de forma aislada para muchos ante la pandemia de COVID-19 en curso, incluso cuando Gran Bretaña supera a gran parte del mundo en la vacunación de su población.

“Lamentablemente, por segundo año consecutivo, la fiesta más sociable se lleva a cabo en un momento en que las familias, los amigos y los vecinos no pueden reunirse como de costumbre”, dijo.

Más de un año después de que comenzara la pandemia, Pésaj llega cuando el 44% de la población del Reino Unido ha recibido una primera dosis de la vacuna contra COVID-19 y los contagios se han desplomado en todo el país.

Si bien siguen vigentes muchas restricciones, algunas están comenzando a desaparecer y, a partir del lunes, los británicos podrán reunirse al aire libre en grupos de seis de un máximo de dos hogares diferentes.

Pero eso llega demasiado tarde para los Seder, que se llevarán a cabo el sábado y domingo por la noche y aún se limitarán en gran medida a un hogar o se llevarán a cabo vía Zoom.

Esto es lo que Johnson dijo sobre el Seder vía Zoom:

“No es a lo que todo el mundo está acostumbrado, pero el Jaroset será tan dulce y la Matzá tan significativa”, dijo el primer ministro. “Y obtienes algo con lo que generaciones de judíos han soñado durante milenios: la capacidad de silenciar el inevitable kvetch de la mesa”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí