avatar_default

(JTA) – Unos 35.000 escolares en los Países Bajos recibieron matzá gratis de la única fábrica de matzá del país como parte de la tradición cincuentenaria de la panadería.

CNAAN LIPHSHIZ

Hollandia Matzes entrega unas 70.000 piezas totales de pan sin levadura a estudiantes del este de los Países Bajos, como parte de una tradición de 50 años.

Hollandia Matzes, una empresa con unos 20 empleados cuyos propietarios no son judíos, invitó a escuelas de todo el este del país a recoger el producto para sus estudiantes en su sede en Enschede, una ciudad situada a 70 millas al este de Ámsterdam, informó RTV Oost el miércoles.

A cada estudiante se le asignaron dos piezas: unas 70.000 piezas de matzá.

El obsequio de Pésaj a las escuelas comenzó en 1962, cuando la fábrica todavía era propiedad de la familia Woudstra, los últimos propietarios judíos de la fábrica. Vendieron la fábrica en 2004 a los propietarios actuales, Peter Heijs y Udo Karsemeijer.

Los Woudstras fundaron Hollandia en la década de 1930 cuando Enschede, un antiguo centro de la industria textil, tenía miles de residentes judíos, incluidos muchos que huyeron de la Alemania nazi.

La matzá es un artículo para el hogar que se consume durante todo el año en los Países Bajos, que ha tenido una minoría judía visible y bien integrada durante siglos. Hollandia fue una de las primeras grandes panaderías que comenzó a operar después de la Segunda Guerra Mundial gracias a las inyecciones de efectivo estadounidenses a Europa. Esto aumentó su popularidad en los Países Bajos.

La mayor parte de la matzá producida por Hollandia no están certificadas como kosher, pero la fábrica también fabrica matzá certificada kosher especialmente para Pésaj e incluso matzá shmurá, una variante hecha a mano que se elabora bajo las condiciones más estrictas, para clientes judíos.

De la traducción (c) Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí