Enlace Judío.- El presidente Reuven Rivlin se reunirá con los líderes de los partidos políticos el lunes para celebrar consultas sobre su candidato preferido para formar el próximo gobierno tras las elecciones del mes pasado.

Rivlin celebrará consultas con cada uno de los 13 partidos que obtuvieron suficientes votos para asegurar la representación en la Knéset entrante.

Después de las discusiones, se espera que el miércoles asigne a un legislador el mandato para formar el próximo gobierno, en función de quien considere que tiene las mejores posibilidades de hacerlo.

Primero se reunirá con los partidos más grandes, comenzando con el Likud del primer ministro Benjamin Netanyahu a las 9:30 a.m., media hora después de que el primer ministro comparezca ante el tribunal para el inicio de la etapa probatoria de su juicio por supuesta corrupción, informó The Times of Israel.

El presidente concluirá sus conversaciones con el partido islamista Ra’am, la facción entrante más pequeña, a las 7:45 p.m.

Las reuniones tendrán lugar en la residencia oficial de Rivlin en Jerusalén y se transmitirán en vivo en los canales de redes sociales del presidente.

La mayor transparencia con la que se realiza el proceso se considera una reacción a los aliados de Netanyahu que han acusado al presidente de conspiración, alegando que intenta derrocar a Netanyahu organizando pactos políticos sombríos.

El resultado de las discusiones del lunes está en el aire. Ni el bloque de partidos pro-Netanyahu ni el campo anti-Netanyahu tienen un camino claro hacia la mayoría tras la votación del 23 de marzo, la cuarta elección inconclusa de Israel en dos años.

Benjamín Netanyahu en una celebración de Mimuna
El primer ministro Benjamin Netanyau asiste a la celebracion judia marroqui de Mimuna, en Ma’ale Adumim, el 3 de abril de 2021).

Es probable que ambos bloques necesiten el apoyo de la facción de derecha Yamina de Naftali Bennett y del partido islamista Ra’am de Mansour Abbas para asegurar una mayoría de 61 escaños en la Knéset de 120 escaños y establecer un gobierno. Yamina, con siete escaños, y Ra’am, con cuatro, no se han comprometido con ninguna de las partes.

Los legisladores de derecha de ambos lados del pasillo han descartado asociarse con partidos árabes, lo que complica cualquier posible coalición mayoritaria, que probablemente requeriría su apoyo. El bloque anti-Netanyahu también se ha visto obstaculizado por disputas sobre quién lo dirigirá.

Es probable que ningún candidato reciba una mayoría de 61 recomendaciones de los legisladores el lunes, y se espera que Netanyahu obtenga 52, o 59 si Bennett lo respalda, mientras que el líder de Yesh Atid, Yair Lapid, obtendrá como máximo 57, pero probablemente recibirá menos, según Canal 12.

En esta foto del 24 de noviembre de 2019, el ministro de Defensa Naftali Bennett (derecha) y el primer ministro Benjamin Netanyahu visitan una base del ejercito en los Altos del Golan, en la frontera entre Israel y Siria. (Atef Safadi / Pool vía AP, Archivo)

La red dijo que Rivlin probablemente preguntará a los líderes del partido con quién se negarán a sentarse en una coalición. Sesenta y siete legisladores no se negarán a asociarse con Bennett, 66 para Lapid y 63 para Netanyahu, dijo el Canal 12, aunque no está claro qué decidiría hacer Rivlin con dicha información.

Antes de las reuniones, Rivlin pidió el miércoles “colaboraciones inusuales, cooperación intercomunitaria y trabajo profesional y dedicado en beneficio de todos los ciudadanos israelíes”.

Tras los comentarios de Rivlin, varios altos funcionarios del Likud sugirieron que el presidente estaba llamando a una alianza de partidos anti-Netanyahu y lo acusaron de jugar a la política en lugar de cumplir con su deber cuasi constitucional.

Pero el Likud también probablemente necesitaría “colaboraciones inusuales” si espera conseguir una mayoría en la dividida Knéset.

Lesgislador Mansour Abbas (Adina Walman/portavoz de la Knesset)

Rivlin dijo que su principal consideración al elegir un candidato sería su “posibilidad de formar un gobierno que obtenga el respaldo de la Knéset“, una posible indicación de que no necesariamente elegirá al legislador con las recomendaciones más formales.

Según el Canal 12, en un intento por encontrar algo en común entre los partidos, se esperaba que Rivlin pidiera a los jefes de partido su segunda opción para primer ministro y con quién descartan totalmente la cooperación.

Los líderes del partido, incluidos Netanyahu, Lapid y Bennett, han estado luchando por un puesto desde las elecciones politiqueando y manteniendo conversaciones con otros líderes del partido.

El bloque pro-Netanyahu de Likud (30), Shas (9), UTJ (7) y Sionismo religioso (6) necesitará el apoyo de Yamina. Pero eso solo le daría 59 escaños en total, a menos que cuente con el apoyo del islamista Ra’am.

El bloque anti-Netanyahu de Yesh Atid (17 escaños), Kajol Kaván (8), Laborista (7), Yisrael Beytenu (7), Lista Conjunta (6), Meretz (6) y Tikvá Jadashá (6) con 57 de los 120 escaños de la Knéset en total, necesitaría que los cuatro legisladores de Ra’am respalden su coalición para tener mayoría, o el respaldo de la derecha Yamina.

El lider del partido Yesh Atid, Yair Lapid, habla en la sede del partido en Tel Aviv, la noche de las elecciones, el 23 de marzo de 2021. (Miriam Alster / Flash90)

Se espera que Rivlin anuncie el miércoles quién recibirá el mandato para formar el próximo gobierno. Dispondrá de 28 días, o hasta el 5 de mayo, para presentarlo. Si no lo hace entonces, podrá solicitar una prórroga de dos semanas, hasta el 19 de mayo, aunque el presidente no está obligado a aprobarla.

Si la persona no logra formar gobierno, el presidente puede encomendar el intento a una segunda persona (por otro período de 28 días y posiblemente 14 adicionales), o devolver el mandato a la Knéset, dando a la legislatura 21 días para acordar un candidato apoyado por 61 diputados.

Si una segunda persona tampoco logra formar coalición, el mandato regresa automáticamente a la Knéset por el período de 21 días. Durante ese tiempo, cualquier legislador es apto para intentar formar gobierno.

Al cabo de los 21 días, si 61 diputados no han acordado ningún candidato, la nueva Knéset se disuelve automáticamente y el país se encamina a nuevas elecciones.

El presidente Reuven Rivlin organiza un evento para los sobrevivientes del Holocausto antes del Dia de Conmemoracion del Holocausto, en la residencia del presidente en Jerusalen, el 4 de abril de 2021 (Yonatan Sindel / Flash90).

La agenda prevista para las consultas del lunes, según la oficina del presidente, está aquí:

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈