avatar_default

Enlace Judío – Con motivo de Yom Hashoá, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, ofreció un mensaje, el último que dará en el cargo, durante la ceremonia estatal en conmemoración de la fecha en el Museo Yad Vashem.

Durante la apertura de su discurso, Rivlin recordó la historia de una sobreviviente del Holocausto de nombre Elizabeth Gutman que pereció por COVID-19, lo que dio paso a que lamentara el fallecimiento de los alrededor de 900 sobrevivientes del Holocausto a causa de la pandemia.

Rivlin expresó que, “nos guste o no, el recuerdo del Holocausto da forma a nuestra identidad como nación“, si bien señaló que no es fácil cargar con ello.

“El Holocausto nos coloca a nosotros, sus víctimas, frente a la interminable tarea de recordar. El peso del recuerdo no es nada fácil, con el tema de la memoria histórica, una experiencia de abismo tan profundo, no es algo de todos los pueblos”, expresó.

Destacó la importancia de continuar la enseñanza del Holocausto como parte de una labor por darle relevancia a la memoria histórica. En el marco de ello, el presidente pasó no obstante a hacer un exhorto de “no hacer un uso instrumental del recuerdo, o del Holocausto“.

Rivlin recordó el Foro Mundial del Holocausto que ce celebró a inicios del año pasado en el Museo Yad Vashem junto a dignatarios de todo el mundo y las promesas para combatir el antisemitismo y el racismo.

“Ustedes sobrevivientes del Holocausto, héroes de la resurrección, que encontraron el poder para levantarse desde la tierra empapados en tierra y sangre para ver de frente y escoger la vida, el amor, reír, alegrarse, creer, construir y crear, para establecer nuestro hogar nacional así como sus hogares particulares para criar hijos y enseñarles a amar, es de ustedes que aprendí que no estamos condenados a crecer y desarrollarnos desde la negación, el miedo y el horror”, señaló Rivlin.

“De su parte, pude asegurar a mis interlocutores de otros países que nosotros, el pueblo judío, siempre nos defenderemos a nosotros mismos y que nunca confiaremos nuestro destino a la merced de otros.

El presidente también enfatizó la importancia de recordar al mundo que el Estado de Israel “no fue fundado como compensación del Holocausto” y que el pueblo judío “no nació en Auschwitz“.

Al finalizar su discurso, Rivlin aseguró que pese a que está cerca de dejar el cargo de presidente de Israel, no abandonará su compromiso como un ser humano, un judío y un israelí de recordar y educar a la luz de los valores que los sobrevivientes del Holocausto han inspirado.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí