avatar_default

Aranza Gleason – Hay pocos países en el mundo que florecieron en un lugar tan complicado como Israel y que han tenido una historia tan compleja, pues desde sus inicios y hasta el día de hoy sigue luchando por su supervivencia. Tan sólo en el 2019 alrededor de 1,500 misiles fueron enviados hacia el sur de Israel y a la fecha las víctimas que han muerto a manos del terrorismo rebasan las 1,300 desde el inicio del milenio. Es un país que sin un ejército fuerte no existiría, pues los judíos de Medio Oriente hubieran quedado primero a merced del imperio otomano cuando éste buscaba la limpieza étnica y orquestó el genocidio armenio, griego y asirio; y más adelante a merced de los pogromos árabes contra judíos que fueron ampliamente promovidos en la primera mitad del siglo XX. Sin un Estado judío y un ejército fuerte, no existirían judíos en Medio Oriente porque hubieran sido aniquilados como lo fueron en Europa del Este. Por eso, el Ejército es una de las instituciones más importantes que existen en el país y desde sus inicios hombres y mujeres participaron en ella. En honor a Yom Hazikarón, el día en que recordamos a todas las personas que han muerto por Israel, queremos honrar el recuerdo de cinco mujeres que dieron su vida defendiendo Israel.

Sara Aaronsohn (1890 – 1917). Creó la primer red de espionaje en Israel

Sara Aaronsohn nació en Zijrón Yaakov (un moshav cerca Haifa que se encuentra en los pies del Monte Carmel) en las épocas en que Israel todavía era parte del imperio otomano. Al casarse vivió con su esposo en Estambul, y al romper el matrimonio regresó a Israel. En su viaje a Haifa nuevamente presenció los horrores del genocidio armenio y testificó contra él haciendo escritos con sus hermanos, En ellos habla sobre los cientos de cuerpos muertos que vio de hombres, mujeres, bebés y niños y los enfermos que los otomanos amontonaban en trenes para ser transportados. Temió fuertemente que algo parecido pasará pronto a los judíos y tomó la resolución de apoyar al ejército británico como espía. Junto con sus hermanos formó la primera red de espionaje que existió en Israel, NILI del hebreo  Netzah Yisrael Lo Yeshaker, (el Eterno de Israel no miente). Su participación en gran medida fue lo que trajo la victoria al general Allensby. Sin ella el imperio británico jamás hubiera podido conquistar tierra santa. Fue capturada por el ejército otomano y torturada terriblemente. En algún momento la llevaron a su casa para que cambiará de ropas y pudo cometer suicidio, se negó a compartir información que le fuera útil al enemigo. Fue una de las mujeres más notables de Israel y su heroísmo sigue siendo inspiración para muchas personas. Se le ha llamado “la Juana de Arco judía.”

Dominitz Mina. (1897 – 1939). Defendió su aldea contra los pogromos del 39

De 1936 a 1939 ocurrió lo que se llamó la “Revuelta árabe” en el territorio que hoy es Israel. Los árabes de la región exigían al gobierno británico la expulsión de todos los judíos de Medio Oriente y unieron fuerzas en lo que se llamó el Alto Comité Árabe liderado por Haj Amin al-Husseini, también llamado el Mufti; quien se encargó de organizar pogromos contra judíos a lo largo del protectorado inglés en Palestina. Entre las matanzas más sonadas se encuentra la de Hebrón

Dominitz Mina vivía en Givaton, una ciudad cerca de Rehovot, durante esta época. El lugar fue punto clave para proteger la región. Dominitz al ser miembro de la Haganá, una organización judía de defensa, protegió la valla de seguridad varias veces y ayudó asistiendo a los heridos. Sin embargo, en la noche del 28 de adar de 1939 un grupo árabe logró penetrar la fortaleza y entrar a varias casas entre ellas a la de Mina donde fue acribillada.

Tamar Baugmart (1928 – 1948). Murió defendiendo el Negev durante la Guerra de Independencia

Antes de que existiera el estado de Israel y hubiera un Ejército formado como tal. Varios grupos de organizaciones civiles se convirtieron en grupos de defensa armados para protegerse de los ataques enemigos. Ése era el caso de la Haganá la cual se armó con las revueltas y ataques árabes. Dentro de sus ramas existían la sección Palmaj, un grupo elite de combate que también fomentó el establecimiento de asentamientos judíos. No sólo le enseñaba a sus miembros a combatir sino también habilidades cotidianas como cultivar la tierra. Baugmart era un miembro activo de ella, su pasión era la enseñanza y se destacó como buena maestra de kinder. Cuando estalló la Guerra de Independencia formó parte de los batallones que protegieron el Monte Canaán y el desierto del Negev. Murió en la aldea de Hogaj tras un bombardeo egipcio. Su cuerpo descansa en el cementerio del Monte Herzl.

Keren Tendler (1979 – 2006). Primera mujer del ejército israelí que murió en combate

Keren Tendler con su uniforme del ejército israelíAntes de la formación de Israel propiamente las mujeres tuvieron una participación muy importante en las fuerzas de defensa armadas judías solían también ocupar posiciones de combate. Sin embargo, al acabar la Guerra de Independencia e instaurarse las FDI propiamente se decidió retirar al Cuerpo de Mujeres de las posiciones de combate, pues se temía a los abusos sexuales que el enemigo podría usar contra ellas en caso de capturar a una soldado mujer. Las mujeres desde entonces combatieron con los hombres sólo en contadas ocasiones cuando había escasez de recursos humanos. Sin embargo, desde la década de los setenta hasta el año dos mil se luchó por que las mujeres pudieran recibir el mismo entrenamiento que los hombres y pudieran ocupar lugares en cuerpos de combate. Con el caso de Alice Miller (1995) se abrió las posiciones de combate en las Fuerzas Áeras de Israel a mujeres y sucesivamente se fue abriendo en todos los ámbitos.

Keren Tendler fue la primera mujer mecánico en la flota de helicópteros de transporte pesado en Israel. También fue la primera mujer de las IDF en morir en combate. Durante la guerra de Líbano junto con los otros cuatro miembros de la tripulación ayudó a transportar fuerzas armadas en el sur de Líbano. Sin embargo, a su regreso fueron interceptados por un misil enemigo que logró derribar al helicóptero. Los cinco soldados murieron. Sin embargo, hasta la fecha se recuerda la valentía con la que lucharon.

Maya Kopstein (1975 – 1995). Murió asistiendo heridos en la masacre de Beit Lid

La Masacre de Beit Lid fue el primer atentado suicida que Israel recibió a manos de la Yijad Palestina. Ocurrió el 22 de enero de 1995 dos terroristas suicidas disfrazados de soldados israelíes se acercaron a la parada de autobús en Beit Lid donde se encontraban decenas de soldados regresando a sus bases de las vacaciones. La primera explosión ocurrió a las 9:30 y la segunda quince minutos después, mató a 22 soldados y civiles. Maya Kopstein ayudó a evacuar la estación y asistir a los heridos tras escuchar el primer estallido, cuando llegó el segundo ataque murió ayudando a sus compañeros.

avatar_default

Aranza Gleason se define a sí misma como una judía en el exilio. Nació con una raíz divida como su poeta favorita; busca y ama al judaísmo, pero como a los personajes que lee, éste, también se le escapa de las manos como el agua. Para hablar de Torá y mitzvot se basa en textos de rabinos ortodoxos, experiencias personales y clases a las que asistió. En cambio, para hablar de historia y cultura judaica trata de observar todo lo que hay; desde lo más hereje hasta lo más sagrado. Sabe que judaísmo encuentra en todos los rincones de la Tierra y se vive con todos los colores de la luz. Cuando escribe busca compartir y busca encontrarse. Espera profundamente que sus textos sirvan para que una persona descubra algo que le era desconocido y lo disfrute.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí