avatar_default

Enlace Judío.- Funcionarios de la administración israelí y de Biden celebrarán la segunda sesión de un grupo estratégico bilateral el martes con el objetivo de colaborar en el esfuerzo por evitar que Irán obtenga un arma nuclear, informó Axios el lunes.

La segunda reunión de equipos encabezados por asesores de seguridad nacional se produce después de que Israel fuera acusado del ataque a la planta nuclear de Irán, y la reanudación de las conversaciones entre Teherán y Washington, informó The Times of Israel.

Los equipos, encabezados por el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, y su homólogo israelí, Meir Ben-Shabbat, se reunirán virtualmente el martes, según el informe, citando a tres funcionarios israelíes. Celebraron su primera reunión en marzo.

La reunión se produce tras las revelaciones de un aparente ciberataque a la instalación nuclear iraní de Natanz, del que Teherán ha culpado a Israel, y en medio de indicios de que el conflicto entre Israel e Irán se está librando cada vez más en el mar, lo que marca un cambio en el conflicto que anteriormente tuvo lugar principalmente a través de ataques aéreos, ciberataques, supuestas actividades de espionaje y en tierra.

También se produce en medio de las conversaciones en curso en Viena sobre el regreso al acuerdo nuclear de 2015 tanto de Irán como de Estados Unidos, una medida a la que Israel se opone firmemente, en particular el primer ministro Benjamin Netanyahu.

Según Axios, un objetivo clave del grupo de trabajo es evitar sorpresas entre los dos aliados, señalando que no estaba claro cuánta coordinación o advertencias, si las hubo, se dieron antes del presunto ataque de Natanz o de las operaciones navales.

Maquinas centrifugas en la instalacion de enriquecimiento de uranio de Natanz en el centro de Iran, 5 de noviembre de 2019. (Organizacion de Energia Atomica de Iran via AP)

Un grupo de trabajo similar se reunió durante el primer mandato del expresidente estadounidense Barack Obama. Su existencia no era pública y las partes utilizaron las reuniones para compartir información sobre Irán. Sin embargo, el grupo dejó de reunirse cuando la administración Obama intensificó sus esfuerzos para llegar a un acuerdo con Irán para frenar su programa nuclear a cambio de un alivio de las sanciones.

Netanyahu se opuso feroz y públicamente a ese acuerdo, que se firmó en 2015, cuando Biden era vicepresidente, lo que contribuyó a la famosa relación enconada entre Netanyahu y Obama.

Buscando evitar disputas públicas esta vez, Washington se ofreció a restablecer el grupo de trabajo e Israel, después de la deliberación de Netanyahu con otros altos funcionarios, aceptó.

Mientras tanto, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, escribió al Consejo de Seguridad de la ONU para protestar por el ataque en Natanz, calificándolo de “terrorismo nuclear y crimen de guerra”.

Netanyahu se reunió el lunes con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, en su oficina en Jerusalén, y aprovechó la oportunidad para expresar nuevamente sus preocupaciones sobre Irán.

“Como saben, la asociación de defensa entre Estados Unidos e Israel se ha expandido continuamente en las sucesivas administraciones y nuestra cooperación es crucial para hacer frente a las muchas amenazas que enfrentan tanto Estados Unidos como Israel”, dijo Netanyahu en una conferencia de prensa junto a Austin.

“En Oriente Medio, no existe una amenaza más peligrosa, seria y apremiante que la planteada por el régimen fanático de Irán”, dijo Netanyahu, citando la búsqueda de armas nucleares por parte de Irán, el armamento de grupos terroristas y los llamamientos a la aniquilación de Israel.

“Señor Secretario, ambos conocemos los horrores de la guerra. Ambos comprendemos la importancia de prevenir la guerra. Y ambos estamos de acuerdo en que Irán nunca debe poseer armas nucleares. Mi política como primer ministro de Israel es clara: nunca permitiré que Irán obtenga la capacidad nuclear para llevar a cabo su objetivo genocida de eliminar a Israel.

“Israel continuará defendiéndose de la agresión y el terrorismo de Irán”, agregó el primer ministro.

Benjamín Netanyahu y Lloyd Austin
El primer ministro Benjamin Netanyahu (derecha) y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, en una conferencia de prensa en la oficina del primer ministro en Jerusalen el 12 de abril de 2021 (Kobi Gideon / GPO).

Austin, hablando después de Netanyahu, se abstuvo de mencionar explícitamente a Irán, pero dijo que había decidido viajar a Israel para “expresar nuestro deseo de realizar consultas serias con Israel, mientras abordamos los desafíos compartidos en la región”.

Mientras tanto, la administración Biden ha adoptado un enfoque de no intervención, sin elogiar ni condenar el ataque de Natanz. La Casa Blanca dijo que Estados Unidos “no tuvo participación” y que “no tenía nada que agregar a las especulaciones sobre las causas”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí