avatar_default

Enlace Judío – El fundador del servicio de emergencias israelí ZAKA, Yehuda Meshi Zahav, fue encontrado este jueves inconsciente en su departamento después de un aparente intento de suicidio, menos de dos meses después de que reportes que revelaron numerosos casos de presunta violación y abuso sexual.

Paramédicos de Maguén David Adom que llegaron al lugar llevaron a cabo esfuerzos de reanimación en Meshi-Zahav antes de llevarlo a toda prisa desde su hogar en el asentamiento de Guivat Ze’ev al Centro Médico Shaare Zedek en Jerusalén, de acuerdo con The Times of Israel.

Su condición fue considerada crítica por los médicos del hospital, quienes agregaron que se había estabilizado levemente a su llegada.

Una fuente familiarizada con la materia dijo que intentó ahorcarse. La cadena ​​israelí Kan reportó que los investigadores de la policía presuntamente encontraron una nota de suicidio en el lugar.

No obstante, sus hijos afirmaron que la nota de suicidio es falsa. El abogado de Meshi-Zahav dijo que planea demandar por el “acto severo”, de acuerdo con el Canal 12.

Un vecino le dijo al Canal 12 que Meshi-Zahav parecía desamparado el miércoles y que aunque lo había encontrado en la sinagoga el sábado, semanas después de los interrogatorios policiales, no salía de su hogar.

El intento de suicidio tuvo lugar horas antes de que el programa de investigación “Uvda” del Canal 12 revele acusaciones adicionales contra Meshi-Zahav, algunas de ellas de considerable seriedad, según fuentes.

El 11 de marzo, el periódico Haaretz publicó un reportaje extenso en el que Meshi-Zahav fue acusado de abuso sexual y violación por parte de personas. Los responsables del reportaje indicaron que probablemente hubo muchos más casos.

Las denuncias en medios contra Meshi-Zahav comenzaron a incrementarse a partir de entonces y fueron hechas tanto por hombres como por mujeres, algunos de los cuales eran menores de edad en el momento de los presuntos hechos.

Según el reportaje, Meshi-Zahav aprovechó su estatus, poder, dinero e incluso la organización que encabeza para cometer sus presuntas acciones de índole sexual.

Una presunta víctima dijo que la desnudó a la fuerza y ​​la violó después de ofrecerle ayuda financiera. La mujer dijo que mientras Meshi-Zahav la obligaba, él la amenazó: “Si hablas, un jeep de ZAKA te atropellará”.

Otra presunta víctima dijo que Meshi-Zahav abusó repetidamente de él cuando era un adolescente, y solo se dio cuenta años después de que era su “escort, una prostituta en el pleno sentido de la palabra”, le dijo a Haaretz.

De las 6 primeras denuncias denunciadas, la primera es de 1983 y la última de 2011. El informe agrega que muchos residentes de varios barrios ultraortodoxos de Jerusalén sabían de las acciones de Meshi-Zahav pero no se atrevieron a decir nada ni a denunciarlo a las autoridades.

Nuevas presuntas víctimas hablaron con Haaretz después del reportaje inicial, incluida una mujer de 40 años que dijo que fue agredida en 2014, a los 33 años, cuando acudió a Meshi-Zahav en busca de ayuda. El caso es significativo porque parece estar dentro del plazo de prescripción, aunque la mujer no ha acudido a la Policía a presentar una denuncia.

La policía abrió una investigación sobre Meshi-Zahav en marzo y ha recibido al menos una denuncia formal, pero no parece tener pruebas dentro de los casos que no han prescrito penalmente.

Según documentos judiciales públicos, Meshi Zahav también creó una empresa privada con fines de lucro, también llamada ZAKA, que durante años recaudó millones de dólares en nombre de la organización benéfica original. Los informes han alegado que él y su familia se quedaron con parte del dinero, usándolo como fondo para sobornos.

Meshi-Zahav, quien inicialmente había negado las acusaciones en su contra, ha planeado defenderse alegando que todas las relaciones sexuales fueron consensuadas, reportó el Canal 12 el mes pasado.

La estación, citando a asociados anónimos de Meshi-Zahav, dijo que como mucho dirá que las relaciones fueron a cambio de dinero, obsequios u otros beneficios.

Días antes del informe inicial de Haaretz, Meshi-Zahav fue declarado ganador del Premio Israel por sus contribuciones a la sociedad israelí. El ministro de Educación, Yoav Gallant, anunció que el prestigioso premio sería para Meshi-Zahav por sus décadas de trabajo en ZAKA. En 2003, encendió una antorcha en las celebraciones de Yom Haatzmaut.

El día después de que Haaretz publicó el reportaje, Meshi-Zahav anunció que renunciaría a su papel en ZAKA y renunciaría al Premio Israel.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí