avatar_default

Enlace Judío – Un nuevo estudio de la Universidad Ben-Gurión del Neguev, el Centro Médico Sheba y el Hospital Hadassah en Jerusalén sugiere que el uso de cubrebocas podría afectar a mujeres embarazadas, informó The Jerusalem Post.

El estudio, publicado en la revista International Journal of Obstetrics & Gynecology, analizó los datos de 1,800 mujeres que dieron a luz entre abril y junio de 2020, durante la pandemia de COVID-19. Los hallazgos fueron comparados con los del mismo período en 2019, así como con los de años anteriores a partir de 2011.

“Encontramos dos resultados de laboratorio y dos resultados clínicos sobresalientes”, explicó Lior Friedrich, de la ֹUniversidad Ben-Gurión.

“Observamos niveles de hemoglobina elevados y menores niveles de plaquetas, menos partos prematuros y un mayor índice de hemorragias tras el parto”, enfatizó.

La hemoglobina es una proteína de la sangre que transporta el oxígeno a los tejidos. Las plaquetas son células sanguíneas más pequeñas que forman coágulos de sangre para ayudar al cuerpo a detener las hemorragias.

Friedrich señaló que el estudio no sugiere ninguna causalidad entre el uso del cubrebocas y estos fenómenos.

“Por el momento lo único que podemos decir es que se produjeron al mismo tiempo”, dijo.

Sin embargo, los investigadores formularon una hipótesis sobre la correlación entre los acontecimientos.

“El uso de cubrebocas puede crear un espacio difícil de ventilar que conduce a la acumulación de dióxido de carbono en la sangre y menores niveles de oxígeno”, agregó Friedrich.

“Esto da lugar a la producción de hemoglobina, responsable de transportar el oxígeno por el torrente sanguíneo, y la disminución de los niveles de plaquetas, responsables de la coagulación de la sangre”.

“Los altos niveles de hemoglobina se asocian a un menor índice de partos prematuros, mientras que la disminución de plaquetas puede conducir a mayor sangrado después del parto (hemorragia posparto)”, señaló.

Friedrich subrayó que los resultados de su investigación no se deben interpretar como una recomendación de no usar cubrebocas.

Próximamente, los investigadores analizarán los datos de las mujeres embarazadas que den a luz en el mismo periodo de este año, teniendo en cuenta que a partir del 18 de abril se eliminó el uso de cubrebocas en áreas abiertas.

“Creo que este estudio es interesante porque analiza el impacto de un fenómeno muy significativo. Un día nos obligaron a todos a usar cubrebocas. Ahora estamos explorando qué impacto ha tenido esto en nuestra salud”, concluyó.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí