avatar_default

Enlace Judío – Luego de que su rival político Yair Lapid recibió este miércoles la oportunidad para establecer un gobierno que podría suplantarlo, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu hizo una declaración en la que se centró en pedir a Naftali Bennett, jefe de Yamina, que no se una a ningún gobierno del bloque opositor.

“Hoy Bennett habló de un gobierno de unidad. No es más que un lavado de palabras, un intento de engañar a la gente. Todos saben que lo que busca es un peligroso gobierno de izquierda”, expresó el mandatario en la apertura de su agudo mensaje.

Netanyahu pasó a desdeñar lo que representaría para Israel que figuras además del propio Lapid como Nitzan Horowitz, jefe de Meretz, o Merav Mijaeli podrían representar para el país.

“La verdad es simple: este será un peligroso gobierno de izquierda. Una combinación mortal de incapacidad, incompetencia e irresponsabilidad”, redobló el mandatario, antes de continuar dirigiéndose a Bennett de Yamina.

Bennett y [Ayelet Shaked] han jurado ante la gente que no irán por un gobierno con Lapid, Meretz y Avodá. Bennett incluso firmó en vivo un compromiso por escrito el día antes de las elecciones. Ahora están haciendo lo contrario. Estas rompiendo con todas sus promesa una a una.

“Cuando [Bennett] se reunió con nosotros solo tenía una petición: ser primer ministro. Lo planteó no solo a nivel privado, sino en todas las reuniones con los equipos negociadores.

“Ahora nos quedó claro que todo su objetivo era perder el tiempo hasta la transferencia del mandato y llegar a un peligroso gobierno de izquierda donde pueda llegar a tener dos años como primer ministro”, acusó el primer ministro.

Netanyahu hizo un llamado a Yamina a que eviten integrarse a un gobierno del bloque opositor y mejor lo hagan a uno junto de derecha con el mandatario y sus aliados.

“No puede permitirse que se establezca un gobierno de izquierda peligroso. Bennett Shaked, y todos los miembros de Yamina, regresen a la derecha y conformaremos juntos un fuerte gobierno de derecha para Israel. Esto es lo que le prometí a la gente y esto es lo que la gente de su electorado y el nuestro espera de ustedes”, concluyó.

Netanyahu devolvió formalmente el mandato a Rivlin unos minutos antes de que expirara el plazo el martes cerca de la medianoche, lo que dejó al presidente con 3 días para decidir a quién otorgárselo.

En un comunicado, el Likud culpó a Bennett de bloquear la ruta de Netanyahu hacia la mayoría para un gobierno.

“Debido a la negativa de Bennett a comprometerse con un gobierno de derecha, una medida que definitivamente habría llevado al establecimiento de un gobierno con la incorporación de legisladores adicionales, el primer ministro Benjamín Netanyahu devolvió el mandato al presidente”, dijo el partido Likud en un comunicado.

Netanyahu, quien se ha desempeñado como primer ministro durante un récord de 12 años consecutivos, después de un mandato de 3 años entre 1996 y 2009, tuvo la primera oportunidad de construir un gobierno después de las estancadas elecciones del 23 de marzo, las cuartas elecciones de Israel en 2 años.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí