avatar_default

Enlace Judío.- En medio de los enfrentamientos en el Monte del Templo, el primer ministro Benjamin Netanyahu insistió en que la intención de Israel es de proteger el derecho de culto durante una reunión con numerosos jefes de seguridad tras una noche de violencia en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Netanyahu, Lapid apoyan a las fuerzas de seguridad: “No permitiremos la violencia ni las amenazas terroristas”

El jefe de Yesh Atid, Yair Lapid, quien actualmente tiene el mandato para formar un nuevo gobierno, expresó su apoyo a las fuerzas de seguridad israelíes el sábado, un día después de la peor violencia que Jerusalén ha visto en años, y mientras las tensiones también aumentaron con los palestinos en Judea y Samaria y la Franja de Gaza.

El primer ministro dice que Israel actúa responsablemente para “garantizar la ley y el orden, mantener la libertad de culto”. El jefe de la Lista Conjunta culpa al diputado de extrema derecha de “avivar” las tensiones en Jerusalén

Unos 17 agentes de policía resultaron heridos, además de unos 205 palestinos, más de la mitad de los cuales fueron tratados en hospitales de Jerusalén.

En un tuit, Lapid deseó a los 17 oficiales que resultaron heridos en los enfrentamientos una pronta recuperación.

“El Estado de Israel no permitirá que la violencia se desate en su interior y definitivamente no permitirá que las organizaciones terroristas lo amenacen. Quien quiera hacernos daño debe saber que pagará un precio muy alto ”, dijo Lapid.

Añadió: “Este es el momento de la responsabilidad de todos los lados, en particular de los funcionarios públicos”. Lapid no especificó a ningún funcionario por su nombre.

El presidente del partido Yesh Atid, Yair Lapid, ofrece una conferencia de prensa en Tel Aviv, el 6 de mayo de 2021 (Avshalom Sassoni / FLASH90).

El primer ministro Benjamin Netanyahu se reunió el sábado con altos funcionarios de seguridad para evaluar la situación; las FDI y la policía decidieron aumentar sus despliegues antes de una temida violencia adicional.

“Actuamos responsablemente para garantizar la ley y el orden en Jerusalén mientras mantenemos la libertad de culto en los lugares sagrados”, dijo Netanyahu en un comunicado.

El diputado de extrema derecha Itamar Ben Gvir instaló el jueves por la noche una “oficina parlamentaria” en el barrio de Sheikh Jarrah, mientras se producían enfrentamientos entre nacionalistas judíos de derecha, policías y palestinos. Según los informes, Ben Gvir acordó irse después de que la oficina de Netanyahu le advirtiera que su presencia continua allí podría llevar a los terroristas palestinos en Gaza a disparar cohetes contra Jerusalén, publicó The Times of Israel.

Los legisladores del Partido de la Lista Conjunta, predominantemente árabe, y el izquierdista Meretz han protestado en el vecindario, incluso el viernes, contra los desalojos pendientes de varias familias palestinas, cuyas casas son reclamadas por judíos de derecha como parte de una batalla legal de larga duración.

El líder del partido Ra’am, Mansour Abbas, habla durante una conferencia de prensa en Nazaret, el 1 de abril de 2021 (David Cohen / Flash90).

El jefe de la Lista Conjunta, Ayman Odeh, acusó el viernes a Ben Gvir y al vicealcalde de Jerusalén, Aryieh King, de “avivar la violencia y alentar la represión”, y compartió un video de los dos en Sheikh Jarrah el jueves, en el que el vicealcalde le dijo a un palestino “fue una lástima”, no le habían disparado en la frente.

Odeh dijo que presentaría una denuncia contra King y pediría al fiscal general Avichai Mandelblit que iniciara una investigación.

El líder de la Lista Conjunta también compartió un video en Twitter de los enfrentamientos del viernes en la Ciudad Vieja, en el que un oficial de policía arrojó una granada paralizante contra una multitud que incluía a algunas mujeres y niños.

“Así es como se ve el último viernes de Ramadán bajo ocupación”, escribió en Twitter.

También denunció la respuesta israelí a los disturbios del viernes en el Monte del Templo y en otras partes de Jerusalén el líder de Ra’am, Mansour Abbbas, cuyo partido islamista ha sido cortejado tanto por Netanyahu como por los rivales políticos del primer ministro en sus respectivas ofertas para formar un gobierno.

En un comunicado, Abbas calificó cualquier daño a la mezquita Al-Aqsa del Monte del Templo o a los fieles allí como una “línea roja”. Dijo que Ra’am usaría su posición en la Knéset para evitar que se viole la “santidad” del sitio y para garantizar el “derecho exclusivo” de los musulmanes al Monte del Templo, que es el sitio más sagrado del judaísmo y el tercero más sagrado del Islam.

Expresó su apoyo a la custodia jordana sobre el Monte del Templo y pidió a Israel que la respetara, al tiempo que expresó su respaldo a los residentes de Sheikh Jarrah.

Mientras tanto, el ministro de Defensa Benny Gantz de Kajol Laván, quien se reunió el viernes con Lapid y el jefe de Yamina, Naftali Bennett, para conversar sobre la formación de un gobierno de unidad, se reunió con altos funcionarios de seguridad en el cuartel general militar de la Kiryá en Tel Aviv, mientras las Fuerzas de Defensa de Israel y la policía tomaban medidas para reforzar los niveles de tropas.

“No se puede permitir que extremistas de ambos lados provoquen una escalada de la situación”, dijo Gantz en un comunicado. “Israel seguirá actuando para preservar la libertad de culto en el Monte del Templo y, al mismo tiempo, no permitirá que el terror se levante o perjudique el orden público”.

El viernes estallaron violentos enfrentamientos en el Monte del Templo en Jerusalén entre fieles y fuerzas de seguridad, justo cuando decenas de miles de fieles musulmanes se reunieron para conmemorar las últimas oraciones del viernes del mes de ayuno del Ramadán, publicó The Jerusalem Post.

Al menos 17 policías israelíes resultaron heridos en los enfrentamientos y aproximadamente la mitad de ellos necesitaron tratamiento en hospitales, dijo un portavoz de la policía el sábado por la mañana.

Uno de los heridos era un oficial israelí que se encuentra en estado moderado tras recibir un golpe en la cara con una piedra.

Unos 205 palestinos resultaron heridos, según la Media Luna Roja Palestina, y 108 de los heridos fueron trasladados a hospitales de Jerusalén para recibir tratamiento.

Uno de los heridos perdió un ojo, dos sufrieron heridas graves en la cabeza y dos sufrieron fractura de mandíbula, dijo la Media Luna Roja. La mayoría del resto de las lesiones fueron leves, agregó.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí