Enlace Judío – Globos incendiarios lanzados desde Gaza provocaron este jueves 4 incendios cerca de comunidades en el sur de Israel, rompiendo más de dos semanas de tranquilidad desde la última ola de intentos de ataques incendiarios.

La mayoría de los incendios fueron menores y no peligrosos, según el departamento de bomberos israelí, que dijo que su personal logró rápidamente hacerse con el control de los incendios en el Consejo Regional de Eshkol, informó The Times of Israel.

En junio, globos incendiarios lanzados por terroristas de Gaza provocaron varios incendios en el sur de Israel. En respuesta el Ejército israelí efectuó limitados ataques aéreos contra instalaciones militares de Hamás en Gaza.

La respuesta del nuevo gobierno encabezado por el primer ministro Naftali Bennett indicó un cambio en la política del anterior, que no siempre respondió a los ataques con globos incendiarios con ataques aéreos, con el fin de no tensar la situación.

Los globos incendiarios y los contraataques del mes pasado fueron los primeros desde la confrontación de 11 días que Israel tuvo frente a Hamás en mayo pasado.

Asimismo, tuvieron lugar en medio de la decisión de Israel de permitir que israelíes de extrema derecha pudieran realizar un desfile de banderas en la Ciudad Vieja de Jerusalén, que pese a los temores sobre el evento, ocurrió sin mayores percances.

Durante los últimos 3 años, los palestinos en la Franja de Gaza, en su mayoría vinculados a Hamás y otros grupos terroristas, han lanzado miles de artefactos incendiarios y explosivos transportados por globos en el sur de Israel.

Esto ha causado incendios generalizados y daños significativos a campos agrícolas, reservas naturales y propiedad privada.

Hamás ha utilizado el lanzamiento de dispositivos incendiarios para mantener la presión sobre Israel para que avance junto con los esfuerzos de reconstrucción en la Franja de Gaza.

Bennett, quien reemplazó a Benjamín Netanyahu el 13 de junio, ha instado durante mucho tiempo a una respuesta más dura a los globos incendiarios, diciendo en años anteriores que deberían ser tratados de la misma manera que los cohetes, y que los ataques contra el sur de Israel deberían recibir la misma respuesta que los ataques con cohetes.

En 2018, Bennett, entonces ministro de Educación, pidió al Ejército que intentara eliminar a todos los que lanzaban globos de ataque desde Gaza, una propuesta a la que se opuso el entonces jefe del Estado Mayor de las FDI, Gadi Eisenkot.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío