Enlace Judío – La gimnasta israelí Linoy Ashram, ganadora de una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio, se ha enfrentado a una ola de críticas e insultos de usuarios rusos de redes sociales que alegan que el triunfo en la gimnasia rítmica debió haber sido para la rusa Dina Averina, informó The Times of Israel.

El equipo olímpico de Rusia expresó su indignación porque Ashram ganó el oro a pesar de cometer un error clave en una de sus rutinas al dejar caer el implemento en la rutina de listón, venciendo a Averina el sábado por un estrecho margen de solo 0.15 puntos.

Ashram, la primera mujer israelí en ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos, publicó un video en su página de Instagram el domingo en el que se muestra a sí misma y a sus compañeros de equipo celebrando con emoción su victoria.

La publicación se inundó de miles de respuestas, muchas de las cuales la acusaban de ser indigna del premio y decían que Averina debió ser la campeona.

Algunos mensajes sugirieron que los jueces rebajaron deliberadamente la puntuación de Averina para asegurarse de que Ashram ganara. Su victoria puso fin al dominio de Rusia durante décadas en la gimnasia rítmica y marcó la primera vez desde 1996 que Rusia no se lleva el oro en la final individual.

“¿No te da vergüenza compartir esto?” escribió un usuario ruso en un comentario que le gustó a más de 600 personas. “Todo el mundo sabe que la medalla no es tuya”.

La página de Facebook de Ashram también fue atacada, con cientos de comentarios agregados en respuesta a su última publicación en la plataforma de redes sociales, realizada el 8 de julio, que no tenía nada que ver con los Juegos Olímpicos, mostrando a la gimnasta en un vestido de noche.

“Es una vergüenza que Linoy Ashram haya robado la medalla”, escribió un usuario. “La ladrona en todo su esplendor”, publicó otro en ruso, provocando contrarrespuestas de los partidarios de Ashram de habla rusa.

Junto con los comentarios negativos, también hubo una marea de mensajes de usuarios de todo el mundo felicitando al Ashram y criticando a los rusos por no aceptar la derrota.

Ashram también recibió el apoyo de Nadia Comaneci, la legendaria gimnasta rumana que fue la primera en anotar un diez perfecto para una rutina.

“Linoy Ashram, felicitaciones. Hiciste historia”, tuiteó Comaneci el sábado.

El frenesí de actividad también pareció aumentar la popularidad de Ashram.

El número de seguidores de la cuenta de Instagram de Ashram se había más que duplicado desde el sábado de 78.,000 a más de 167,000 el domingo por la mañana.

Ashram, de 22 años, lideró la final de gimnasia rítmica individual durante las primeras tres rondas con actuaciones casi impecables, aunque en la última ronda sufrió la pérdida del implemento, si bien eso no afectó relativamente su puntuación final de 107.800, solo 0.150 por delante de Averina.

Averina había necesitado anotar al menos 24,15 puntos para su rutina de listón, pero a pesar de lo que las rusas dijeron que era una actuación “excelente”, anotó 24 puntos y terminó en segundo lugar.

El sábado, el presidente del Comité Olímpico Ruso, Stanislav Pozdnyakov, pidió a la Federación Internacional de Gimnasia que realizara una investigación sobre la evaluación del evento del Ashram.

“Nuestro personal y abogados ya redactaron una solicitud y la enviaron al liderazgo de la Federación Internacional de Gimnasia”, escribió Pozdnyakov en Instagram.

Las frustraciones de Rusia en el evento de gimnasia rítmica se agravaron el domingo cuando su equipo quedó segundo en el evento por equipos, perdiendo ante Bulgaria.

Las discusiones en las redes sociales han estado llenas de acusaciones de una conspiración para dañar el recuento de medallas de Rusia, que debido a una sanción compitió como el Comité Olímpico Ruso, y algunos legisladores han intervenido con sus propias teorías.

La entrenadora en jefe Irina Viner-Usmanova dijo el domingo a la agencia de noticias estatal RIA Novosti que “todos entendieron perfectamente bien que esto estaba destinado a suceder, que la hegemonía de Rusia tenía que ser detenida”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío