Enlace Judío – Con la salida de la primera estrella esta noche, el mundo judío celebrará Rosh Hashaná, el comienzo del año judío 5782.

El día primero del mes hebreo de Tishrei recuerda la aparición del primer hombre, Adán, en el sexto día de la Creación.

También es Yom Hadin, durante el cual D-os evalúa a todas Sus criaturas, si bien su veredicto recién se rubrica con la culminación de Yom  Kipur.

Por ello, el arrepentimiento por los pecados y malas acciones o decisiones son una constante desde el mes anterior, Elul, cuando se comienza el Jeshbón Hanéfesh (balance espiritual) y se recitan las Selijot (disculpas).

Además, como en todo año nuevo, se expresan plegarias y deseos para un mejor año y se saluda de diversas formas, pero con el mismo fin: ¡Shaná tová! (Buen año), ¡Shaná Tová Umetuká! (Un año bueno y dulce) o ¡Leshaná Tová Tikatevu Vetejatemu! (Por un buen año, en el que seamos inscriptos y rubricados en el Libro de la Vida), entre otros.

Esta festividad también se denomina Yom Truá, el día del toque del Shofar durante el servicio religioso, y los 29 días previos, que es un llamado a la humildad, la reflexión y el arrepentimiento.

Otra costumbre es la familiar cena festiva, que incluye el encendido de las velas de Yom Tov, previo al comienzo de Rosh Hashaná, y símbolos culinarios como la Jalá Agulá, la cabeza de pescado, manzana con miel y postres dulces. El pescado también se come en forma de guefilte fish.

Las familias sefaradíes agregan dátiles, acelga y/o puerro, para espantar a los enemigos; zapallo, para anular malos designios; y porotos o granadas, para que se multipliquen los méritos.

Por el contrario, hay que abstenerse de las comidas agrias o amargas.

En la tarde del primer día se acostumbra ir a una fuente de agua natural, como un lago, río o mar, para realizar el Tashlij, que simboliza el deshacerse de todos los pecados.

Rosh Hashaná integra, con Yom Kipur, los Yamim Noraim, “días terribles” por la seriedad y rigor del juicio divino, y los 10 días entre uno y otro son los Aséret Yemei Teshuvá.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío