Enlace Judío México e Israel – Los restos de dos víctimas más del 11 de septiembre han sido identificados gracias a tecnología avanzada de ADN, anunciaron este martes funcionarios de Nueva York, pocos días antes del vigésimo aniversario de los ataques.

La oficina del médico forense jefe de la ciudad dijo que había identificado formalmente a las víctimas número 1646 y 1647 de los ataques de al-Qaeda contra las Torres Gemelas de Nueva York que mataron a 2 mil 753 personas.

Son las primeras identificaciones de víctimas del colapso del World Trade Center desde octubre de 2019 de acuerdo al reporte de The Times of Israel.

“Hace veinte años, hicimos una promesa a las familias de las víctimas del World Trade Center de hacer lo que sea necesario durante el tiempo que sea necesario para identificar a sus seres queridos, y con estas dos nuevas identificaciones, continuamos cumpliendo con esa obligación sagrada”, informó la jefa médica forense Barbara Sampson en un comunicado.

“No importa cuánto tiempo pase desde el 11 de septiembre de 2001, nunca lo olvidaremos, y nos comprometemos a utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para asegurarnos de que todos los que se perdieron puedan reunirse con sus familias”, agregó.

La víctima número 1646 fue identificada como Dorothy Morgan, de Hempstead, Long Island. Su identidad fue confirmada mediante pruebas de ADN de los restos recuperados en 2001, señaló la oficina del forense.

La otra identificación era un hombre cuyo nombre se oculta a pedido de su familia. Su identificación fue confirmada mediante pruebas de ADN de los restos recuperados en 2001, 2002 y 2006, agrega el comunicado.

El médico forense describió el esfuerzo minucioso para identificar a cada víctima como “la investigación forense más grande y compleja en la historia de los EE. UU”.

La oficina dijo que las nuevas identificaciones 20 años después de la tragedia estaban siendo posibles gracias a los avances en la ciencia del ADN.

Su laboratorio utiliza pruebas avanzadas para hacer coincidir los fragmentos de ADN de las víctimas con las muestras proporcionadas por familiares.

La oficina del médico forense dijo que su reciente adopción de la tecnología de secuenciación de ADN de próxima generación significaba que era probable que se hicieran más identificaciones.

Unas mil 106 víctimas, o el 40% de los que murieron, permanecen sin identificar.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío