Enlace Judío México e Israel – Morderse las uñas generalmente comienza en la infancia y la adolescencia”, comenta la Dra. Maria Scremin, doctora de atención primaria en Cedars-Sinai.

Si bien no hay razones claras para morderse las uñas, una variedad de factores pueden aumentar la probabilidad de que una persona se muerda las uñas.

Genética: los niños cuyos padres se muerden las uñas tienen más probabilidades de hacer lo mismo, incluso si el padre detiene el comportamiento antes de que nazca el niño.

Ansiedad: morderse las uñas puede ser un signo de ansiedad o estrés. El comportamiento repetitivo parece ayudar a algunas personas a hacer frente a las emociones desafiantes.

Aburrimiento: los comportamientos como morderse las uñas y dar vueltas al cabello son más comunes cuando estás aburrido, tienes hambre o necesitas mantener las manos ocupadas.

Para la mayoría de las personas, morderse las uñas es automático: lo haces sin pensarlo.

En casos raros, morderse las uñas puede ser un efecto secundario de un medicamento.
“Si el hábito es nuevo y coincide con una nueva receta, hable con su médico acerca de si morderse las uñas es un posible efecto secundario”, sugiere la Dra. Scremin.

Consecuencias de morderse las uñas

Morderse las uñas rara vez es peligroso, pero puede comprometer la salud, especialmente si se muerde debajo de la uña.

Cualquier mordida y picadura debajo de la cutícula puede crear cambios estructurales en la base de la uña que alteran la forma en que crece la uña.

Pero la mayor preocupación para los mordedores es la infección.

“Con el tiempo, las bacterias pueden acumularse en la piel alrededor de la uña causando enrojecimiento, irritación e hinchazón”, dice la Dra. Jasmine O. Obioha, dermatóloga de Cedars-Sinai.

Los tratamientos tópicos como la cortisona pueden reducir la inflamación y ofrecer alivio, pero a veces los médicos tienen que drenar el área para aliviar la presión.

Los mordedores de uñas también son más propensos a desarrollar resfriados y gripe. Después de todo, las manos están llenas de bacterias, especialmente debajo de las uñas.

Si tus dedos siempre están en tu boca, las bacterias que tocan también aterrizarán allí.


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.