Juntos venceremos
viernes 19 de julio de 2024

Roger Martin/ ¿Golpe de Estado “light”? (I)

Para leer la segunda parte de este texto, da click aquí.

Enlace Judío – Recientemente salió a la luz información alarmante sobre el general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto de los EE.UU. en un libro recién publicado del emblemático periodista investigador Bob Woodward.

Habría cometido traición en favor de China mediante unas llamadas “secretas” a su contraparte en ese país asiático y la posible usurpación de poderes al mismo Donald Trump, situaciones que Milley y su vocero no negaron. Al contrario, las confirman y las justifican, en donde las explicaciones desde el punto de vista legal demostrarían cómo el general habría buscado quitar de en medio a Trump.

Con ello, ignorando la cadena de mando, al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y al Secretario de Defensa, por decisión aparentemente conjunta con Nancy Pelosi, para tomar graves asuntos y temas en manos propias haciendo llamadas no autorizadas para hacer “arreglos” clandestinos con China, totalmente a espaldas del presidente, siendo estas acciones la esencia de un golpe de Estado en Washington, ciudad a la que poco después Milley militarizó. Dichas revelaciones han provocado que desde periodistas, senadores, congresistas, exmilitares y la opinión pública se hagan acalorados llamados a su  renuncia o despido y juicio marcial por la considerada traición.

El libro

Peril, palabra usada para definir un “gran riesgo”, es el título de este explosivo libro publicado este septiembre de 2021 por Bob Woodward y su “protegido”, el periodista del The Washington Post, Robert Costa. Woodward es un referente del periodismo de investigación contemporáneo, saltó a la fama mundial por ser junto con Carl Bernstein uno de los reporteros que investigaron y desenmascararon el escándalo del Watergate a inicios de la década de los 70 que llevó a la renuncia en 1974 del entonces presidente republicano Richard M. Nixon y al arresto y encarcelamiento de varios miembros de su administración.

Ese libro se tituló All the president’s men y fue un best seller que pronto se llevó al cine con el mismo título y con el taquillero Robert Redford como Bob Woodward y Dustin Hoffman como Carl Bernstein. Woodward ha escrito varios libros sobre política. Tan sólo le dedicó 4 a las 2 administraciones de George W. Bush y tiene una prolífica carrera como periodista investigador sobre temas de la Casa Blanca, incluyendo entrevistas con los últimos presidentes.

Peril es la culminación de una trilogía que Woodward escribió sobre la presidencia de Trump y trata sobre los últimos meses de su gobierno y el inicio de la administración de Joe Biden. Asegura que Mark Milley y “otros” decidieron “remover funciones” y pedir a otros oficiales —no obedecer al presidente— en caso que este iniciara un conflicto militar, incluyendo el bloqueo de los códigos nucleares al presidente Trump por “temor a que la conducta —errática— de Trump iniciara una guerra con China” según el libro. El general Milley “realizó llamadas secretas con su contraparte China, el general Li Zhoucheng para “asegurarle que EE. UU. no atacarían a China y que de hacerlo el mismo Milley les avisaría tiempo antes”. De ser cierto esto, sería traición.

Milley, usando un vocero, confirma las revelaciones del libro de Woodward y Costa pero aclara que las llamadas “eran parte de sus funciones y responsabilidades y que no eran secretas, que estaban al tanto el Secretario de Defensa, que eran llamadas de rutina para mantener buena comunicación sobre seguridad… que toda comunicación era aprobada y coordinada por el Departamento de Defensa”.

Contradice a Nancy Pelosi, quien argumenta que fue Milley el de la idea de “contener” a Trump al final de su administración, mientras que él  asegura que el 8 de enero de 2021, ella le pidió quitar los códigos nucleares a Trump y pedir a otros militares ignorar al presidente en funciones. Indistintamente de quien está mintiendo, ambas versiones son motivo al menos de una investigación por la supuesta alta traición, al conspirar para usurpar las funciones del presidente de EE.UU., de ser cierto esto. Milley no acepta que las llamadas eran secretas, pero Woodward asegura que sí lo eran y sostiene cada palabra de su libro.

Para esto el secretario de Defensa en esos momentos era Christopher Miller, quien estuvo en el cargo las últimas semanas de la administración Trump, solo después que Mark Esper renunciara en noviembre de 2020. Miller ha asegurado que “él no autorizó ni estaba al tanto de esas llamadas… que él nunca las hubiera autorizado,  ni la conducta de insubordinación de Milley… que de haber estado enterado hubiera despedido a Milley en el acto”.

El mismo Miller ha pedido públicamente que se abra una investigación oficial para determinar si Milley traicionó al país y al presidente. Después de esas declaraciones Miller también ha dicho que “retrocediendo a esa época, puede que el Departamento de Defensa haya tenido comunicación en varios niveles con China“. Lo cual deja aún más confuso el potencialmente explosivo asunto. La primera llamada con China ocurrió aparentemente cuando Mark Esper estaba por dejar el cargo, y dicha llamada fue iniciada por el mismo Esper, pero eso no significa que Milley tuviera autoridad para ocultar información al presidente, menos hacer arreglos por su cuenta sobre política exterior. Aún más grave y mucho menos: remover facultades al presidente en funciones ni garantizar a China que Milley los alertaría si Trump iniciaba un ataque, “que no sería sorpresa”.

La realidad no se sabe y hay que esperar a escuchar el testimonio de Milley y Esper. Lo que es cierto es que no se puede simplemente creer todo solo porque aparece en un libro. Hay quienes no confían en Woodward y aseguran que esto es un truco publicitario para vender libros. Woodward ha estado en varios escándalos con otros libros en el pasado y ha recibido muchas acusaciones que aseguran que inventa cosas para hacer sus libros más entretenidos, una especie de ficción y realidad, decidiendo qué poner en un libro dejando fuera el contexto, y eso lo cambia todo. Lo han acusado de fabricar situaciones para ajustar la trama de sus libros. Woodward niega esto y asegura que solo pone información verificada, que no es un escritor de ficción y sí un reportero investigador, pero hay muchas dudas. Woodward tiene sus fuentes y contactos de muy alto nivel y sostiene la información de su libro como real.

Traición

De ser verdad lo mencionado en Peril, Milley estaría mintiendo y habría cometido actos de traición a la patria, debería ser despedido y enjuiciado en una corte marcial, como las leyes de cualquier país pedirían. Pero aquí ocurren cosas contradictorias: al inicio de la explosiva revelación, Milley no lo negó, inclusive se cree que estaba al tanto de esta información y que el mismo quería que esto se supiera.

Milley, un general de izquierda y liberal, humilló a Trump cuando este, durante los disturbios de Black Lives Matter del año pasado, sostuvo una biblia afuera de una iglesia en Washington D. C. Milley publicó un video después disculpándose por haber estado con el presidente ese día, esto para complacer a los demócratas y liberales anticristianos que se ofendieron por el asunto de la Biblia.

Por lo tanto, Milley quería, al parecer, ser visto como “el Hombre que salvó al mundo del malévolo Donald Trump”, lo cual es consistente con el tono y alarmante actitud de los medios defensores del Partido Demócrata, los medios oficiales que no han negado nada de lo expuesto en el libro y han hecho defensas públicas para Milley a quien consideran “un patriota”. ¿Sí? ¿De dónde? ¿De China o de EE. UU?

Porque según los medios, Trump era un loco inestable que pudo causar una guerra por tener serios problemas mentales y Milley tuvo que actuar en contra del protocolo y la cadena de mando y “salvar al mundo”. Básicamente esa es la toda la defensa que se hace en beneficio del general. Lo que tiene sentido es que posiblemente ese tipo de llamadas entre generales ocurran todo el tiempo para garantizar buena comunicación con aliados y con enemigos, dejar las cosas en claro sin estorbos en la comunicación. En eso Milley podría estar diciendo la verdad. Lo grave de las llamadas sería si el general realmente ocultó información al presidente, si las hizo a su espalda o sin reportar y si hizo acuerdos por su cuenta traicionando con esto al país por los actos de insubordinación injustificables. Trump ha dicho que de ser cierto lo expuesto en el libro, ”Milley debería ser enjuiciado por traición”.

 


Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈