El bebé de Rosemary (1968). Roman Polanski

Enlace Judío México e Israel – El bebé de Rosemary es una de la películas de terror más reconocidas y aclamadas del siglo XX; en su momento ganó numerosos premios, fue de las películas más vistas y ha sido reconocida como una obra de arte con importancia histórica. La razón por la que tuvo tanto reconocimiento es que con esta película Roman Polanski inauguro un género completamente nuevo: el terror psicológico con motivos satánicos. El miedo se produce más que por la historia misma o por imagenes escandalosas por la interacción de los personajes con la protagonista, el juego con la música y la simbología. El misterio de las cosas que no vemos, la mente retorcida de los personajes y las referencias artísticas a símbolos religiosos invertidos juegan un papel sumamente importante en la película.

Para muchos de los involucrados, El bebé de Rosemary fue la pieza que catapultó su carrera. Fue el primer papel protagónico de Mia Farrow en una película y con ella se dio a conocer como una excelente actriz, capaz de desarrollar papeles complejos con seriedad, pues hasta el momento había actuado en telenovelas y películas menos artísticas. Ruth Gordon se ganó un Óscar, y en cuanto a Roman Polanski ésta fue su primer película estadounidense y lo que le dio entrada al mundo de Hollywood.

Tiburón (1975). Steven Spielberg

Cuando se estrenó Tiburón fue la película más vendida hasta ese momento en Hollywood, sólo Star Wars rompería después el record. Nunca antes se le había hecho tanta publicidad a una película, ni se había proyectado en tantos cines. También fue la primer película grabada en el océano lo cual causó muchos problemas a la producción, pues los tiburones mecánicos construidos para usarse no aguantaban las condiciones a las que eran expuestos durante la filmación. Por lo cual Spielberg cambió varias de las escenas en donde aparecía el tiburón y prefirió insinuar en ellas su presencia a través de otros recursos; por ejemplo la característica tonada que acompaña al animal cuando éste se acerca a la playa o a los humanos; hasta la fecha la tonada es famosa por el efecto de suspenso que genera en la película.

La película ganó tres Premios Óscar por su montaje, sonido, partitura y fue nominada a mejor película. Catapultó la carrera de Spielberg que hasta antes de hacerla era un director joven y desconocido y cambió para siempre la forma de hacer negocios de Hollywood; después de ella se tomó al grupo de preparatorianos y universitarios como una audiencia viable económicamente; la temporada de verano que antes era la más floja del año se convirtió en la temporada más activa y el éxito de la película influyó mucho a que las estrategias de comercialización se enfocaran más en la publicidad y los estrenos que en las críticas y comentarios de la audiencia. Hasta la fecha se piensa que Tiburón es la causa de que tantos estadounidenses desarrollaran fobia a la playa, pues fue una película que marcó la época de los 70´s e influyó socialmente.

El exorcista (1973). William Friedkin

Hasta la fecha El exorcista es una de las películas más vistas, un clásico del cine estadounidense y el cine de terror. Cuando se presentó la primera vez fue nominada a diez Premios Óscar, ganó dos, y fue la película de terror más vendida en su tiempo. Causó tanta sensación en el público que la gente vomitaba en el cine, se desmayaba e incluso se llegaron a reportar infartos. Parte de su éxito taquillero se debió a la controversia social que despertó; fue criticada por líderes religiosos y prohibida en Inglaterra y Australia. Sin embargo, más allá del sensacionalismo, la película tiene muchos elementos que la vuelven muy valiosa como pieza artística y que innovaron en el género al qie pertenece.

En primer lugar pocas veces se han logrado crear efectos especiales tan bien logrados y reales. Fue de las primeras películas de terror en mostrar escenas tan crudas y adquirir un paso acelerado, en películas como la de El bebé de Rosemary se insinúan las escenas, se esconden ciertos elemento para ampliar la imaginación del espectador y la trama se desenvuelve lentamente. En El exorcista vemos la cabeza de Regan rotar, 180°, deformarse la cara, lastimarse vomitar llenarse de sangre, etc., todos estos efectos tan bien hechos y logrados contrastan mucho con las imágenes de la niña de doce años inocente que conocemos al principio y sabemos que está encerrada.

Otro gran acierto son los diálogos y la trama, el objetivo de la película no es causar miedo por miedo, aparte es una reflexión profunda sobre la fe, el dolor humano, la empatía y la espiritualidad. Al final nos es claro que el demonio no busca castigar a la niña sino al padre que realiza el exorcismo. Lástima su cuerpo para confrontarnos con el dolor humano. La trama, el sonido, los efectos, la cámara y la crudeza todos nos invitan a esa confrontación.

Scream. David Arquette como Dewey Riley

Scream es una saga de películas de terror que empezó en 1996 y sigue produciendo hasta la fecha (se proyecta un estreno de Scream 5 para el 2022). La primer película causó sensación en la década de los 90 se hizo tan famosa que hasta la fecha la máscara del fantasma con la cual el asesino se cubría sigue siendo un ícono en fiestas de disfraces y decoraciones. La representación es a la vez una burla a las películas de terror y una película de terror en sí misma; constantemente la comedia se mezcla con el suspenso y hace muchas referencias a películas pasadas. Retrata los crímenes cometidos por un asesino que se disfraza de fantasma y habla por teléfono a sus víctimas antes de asesinarlas. La trama gira alrededor de Sidney Prescott una joven de preparatoria cuya madre fue asesinada y que recibe la amenaza del fantasma. También conocemos a varios personajes que la acompañan y que aparecerán a lo largo de toda la saga. Entre ellos se encuentra Dewey Riley quien además de ser amigo de Sidney patrulla la zona e investiga los asesinatos.