Enlace Judío – Previo a la toma de rehenes en la sinagoga de Coleyville el pasado sábado, los devotos habían invitado a pasar a su agresor luego de que tocó a la puerta y le ofrecieron té, antes de que este sacara un arma y comenzara la peligrosa situación.

El rabino Charlie Cytron-Walker, quien estaba entre los cuatro devotos tomados como rehenes el sábado, le dijo a la cadena CBS el lunes que él y otros lograron escapar después de que le arrojó una silla al secuestrador y luego corrió hacia una puerta de salida, recogió Reuters.

El FBI identificó al hombre como Malik Faisal Akram, un ciudadano británico de 44 años.

“Cuando lo acogí, me quedé con él. Preparar el té fue una oportunidad para mí de hablar con él. Y en ese momento, no escuché nada sospechoso. Parte de su historia no encajaba del todo, así que tenía un poco de curiosidad, pero eso no es necesariamente algo poco común”, dijo el rabino.

El rabino volvió a orar, después de lo cual dijo que “escuchó un clic, y podría haber sido cualquier cosa, pero resultó que era su arma”.

Un rehén fue liberado ileso después de seis horas de tensas negociaciones con la ayuda de la familia del sospechoso. El incidente terminó con disparos y el sospechoso murió cuando miembros de un equipo de rescate de rehenes del FBI allanaron la sinagoga.

No está claro si el pistolero se quitó la vida o fue asesinado por miembros del equipo del FBI. El FBI dijo que su Fuerza de Tarea Conjunta contra el Terrorismo estaba investigando el incidente.

Cytron-Walker, el rabino de la Congregación Beth Israel en Colleyville, al oeste de Dallas, Texas, dijo que recurrió al entrenamiento de rehenes del FBI para determinar cuándo intentar escapar.

“Cuando vi una oportunidad en la que no estaba en una buena posición, me aseguré de que los dos señores que aún estaban conmigo estuvieran listos para partir (y que) la salida no estuviera demasiado lejos”. dijo Cytron-Walker.

“Les dije que se fueran. Le tiré una silla al pistolero y me dirigí hacia la puerta, y los tres pudimos salir sin ni siquiera disparar un tiro”.

La policía de Reino Unido dijo que detuvo a dos adolescentes para interrogarlos en relación con el caso.

Los delitos de odio contra la comunidad judía de EE. UU. constituyen más de la mitad de todos los delitos basados ​​en la religión en todo el país, dijo la Liga Antidifamación.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío