Enlace Judío – El primer ministro israelí Naftali Bennett ofreció este martes el “apoyo de seguridad e inteligencia” de Israel a los Emiratos Árabes Unidos luego de un ataque con misiles y drones que mató a tres personas en la capital de los Emiratos Árabes Unidos, Abu Dabi, informó The Times of Israel.

En un comunicado, Bennett condenó el ataque, reivindicado por los rebeldes hutíes en Yemen. “Condeno enérgicamente los ataques terroristas en Abu Dabi llevados a cabo por los hutíes respaldados por Irán y envío mis condolencias a las familias de las víctimas inocentes”, dijo Bennett.

Israel apoya a los Emiratos Árabes Unidos. Estoy con [el príncipe heredero] Mohammed bin Zayed. El mundo debería oponerse al terrorismo”.

En una carta a bin Zayed, Bennett dijo que Jerusalén se comprometió a trabajar con Abu Dabi “en la batalla en curso contra las fuerzas extremistas en la región, y continuaremos asociándonos para derrotar a nuestros enemigos comunes”.

Dijo que había “ordenado al establecimiento de seguridad israelí que brindara a sus homólogos en los Emiratos Árabes Unidos cualquier asistencia” que pudiera ayudar a proteger contra futuros ataques.

Emiratos Árabes Unidos prometió represalias después de que el ataque de los hutíes del lunes provocara la explosión de un tanque de combustible que mató a las tres personas.

Los Emiratos Árabes Unidos son parte de una coalición militar liderada por Arabia Saudita que apoya al gobierno de Yemen contra los rebeldes hutíes respaldados por Irán, que han atacado repetidamente a Arabia Saudita con ataques transfronterizos.

Después del ataque, la coalición lanzó nuevos ataques “contra los campamentos y cuarteles generales de los hutíes” en Sanaa, tuiteó la televisión estatal Al-Ekhbariya de Arabia Saudita. Los ataques mataron a 11 personas en la capital rebelde de Yemen, Sanaa, dijeron testigos.

El ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Abdullah bin Zayed Al-Nahyan, dijo el lunes: “Condenamos los ataques de la milicia terrorista hutí contra áreas e instalaciones civiles en suelo de los Emiratos Árabes Unidos hoy… estos ataques pecaminosos no quedarán impunes”. Su ministerio describió el ataque como una “escalada criminal atroz”.

El portavoz militar hutí, Yahya Saree, dijo que habían “llevado a cabo… una operación militar exitosa” contra “sitios e instalaciones emiratíes importantes y sensibles” utilizando misiles balísticos y drones.

El incidente sigue a un aumento en los combates en Yemen, incluidos los avances de las tropas entrenadas por los Emiratos Árabes Unidos. Los rebeldes también se apoderaron de un barco con bandera de los Emiratos Árabes Unidos y su tripulación internacional a principios de este mes.

Arabia Saudita, Baréin, Catar y la Organización de Cooperación Islámica condenaron el ataque “terrorista”. También se interceptaron ocho drones hutíes que apuntaban a Arabia Saudita, dijo la coalición.

Los rebeldes han amenazado previamente con apuntar a Abu Dabi y Dubái, las relucientes joyas de la corona de los Emiratos Árabes Unidos que el año pasado abrieron su primera planta de energía nuclear.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío