Enlace Judío – Es probable que Israel alcance el pico de la actual ola de Ómicron a finales de la próxima semana, estimó este viernes un experto en salud, pronosticando hasta 1,500 pacientes en estado grave.

Mientras tanto, el número de casos graves casi se duplicó, de 320 la semana pasada a 638 el viernes, recogió Haaretz.

Un total de 275 pacientes graves no están completamente vacunados y 199 no han recibido ni una sola dosis.

Más del 30 por ciento de la población israelí no está totalmente vacunada, mientras que el 29.3% no está vacunado en absoluto.

El profesor Dror Mevorach, director de la sala de COVID-19 del Centro Médico Hadassah en Jerusalén, advirtió que la decisión de eliminar la cuarentena obligatoria para niños expuestos a un portador de COVID coincidirá con el pico de la ola de Ómicron que bate récords. La nueva normativa entrará en vigor el próximo jueves.

“Habría tenido más sentido hacerlo una o dos semanas más tarde, cuando se reduzca el número de contagios”, dijo.

Israel registró alrededor de 70,000 nuevos casos diarios de COVID-19 esta semana, una cifra casi siete veces superior a la registrada en olas anteriores.

El director general del Ministerio de Salud, el profesor Najman Ash, estimó el miércoles que el número de nuevos casos podría ser en realidad dos o tres veces superior a los datos oficiales.

A pesar de las cifras sin precedentes, los casos graves de COVID aún no han alcanzado las niveles de las olas anteriores, lo que refleja el consenso de los expertos de que la variante Ómicron, altamente contagiosa, tiene muchas menos probabilidades de provocar una enfermedad grave.

Dado que la política de aislamiento vigente en Israel ha sido criticada por los expertos en salud por enviar a cuarentena a una gran cantidad de personas asintomáticas, el gobierno se centra ahora en los pacientes sintomáticos y las poblaciones en riesgo.

Con un número récord de alumnos en cuarentena y hospitales al borde de su capacidad por la escasez de personal médico que entra en aislamiento, el gobierno decidió eliminar los requisitos de cuarentena para niños expuestos al virus.

El miércoles entró en vigor la decisión de reducir de siete a cinco días el periodo de aislamiento para portadores de COVID y personas no vacunadas que hayan entrado en contacto con ellos.

Hasta el momento, 58,661 personas han recibido la cuarta dosis de la vacuna, y más de 4.4 millones han recibido la tercera dosis. Se considera que el 62.8% de la población israelí está totalmente vacunada.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico