Enlace Judío.- Los palestinos lanzaron una nueva campaña en las redes sociales en protesta por el gobierno de Hamas en la Franja de Gaza, responsabilizando al movimiento islamista por la pobreza, el desempleo y las duras condiciones económicas y humanitarias, publicó The Jerusalem Post.

Los partidarios lanzaron contracampañas en las que acusaron a la Autoridad Palestina de corrupción financiera y administrativa, colaboración con Israel e imposición de sanciones económicas y financieras a la Franja de Gaza como parte de un intento de instigar una revuelta contra Hamás.

Los partidarios de Hamas afirmaron que la Autoridad Palestina e Israel estaban detrás de la nueva campaña.

También defendieron a Hamas argumentando que había “secuestrado” la Franja de Gaza de los líderes corruptos de la Autoridad Palestina, y agregaron que el movimiento continúa disfrutando de un gran apoyo entre el público palestino.

Una fotografia tomada con un dron muestra a los partidarios de Hamas participando en una protesta contra la decision del presidente palestino Mahmoud Abbas de posponer las elecciones parlamentarias previstas, en el norte de la Franja de Gaza el 30 de abril de 2021. (Credito: REUTERS/MOHAMMED SALEM)

La campaña contra Hamas, titulada “Secuestraron Gaza”, se produjo a raíz de un informe del Euro-Med Human Rights Monitor, con sede en Ginebra, según el cual “alrededor de 1,5 millones de la población total de la Franja de Gaza de 2,3 millones se han empobrecido debido al bloqueo israelí y las restricciones impuestas desde 2006”.

El informe señaló que la pobreza ha aumentado considerablemente, del 40% en 2005 al 69% en 2021.

Pero varios activistas anti-Hamas rechazaron el intento de culpar a Israel. También condenaron a Hamas por su alianza con Irán y otros grupos terroristas respaldados por Irán en Oriente Medio.

“¿Quién dijo que la ocupación [israelí] es la razón de la situación en Gaza?” preguntó Hosam Elmadhon, un residente de la Franja de Gaza. “¿La ocupación impone impuestos? ¿La ocupación está recaudando $30 millones en impuestos sobre [cigarrillos y tabaco] cada mes? ¿Es la ocupación responsable de la [emigración] de 60.000 jóvenes?”

En otra publicación, Elmadhon escribió: “Una pregunta para los líderes de Gaza, que comercian con nuestro asedio y sufrimiento: ¿Cómo el asedio que me empobreció a ustedes los hizo ricos? ¿Cómo el cerco que obligó a muchos jóvenes a emigrar les dio la ciudadanía [extranjera] y les permitió vivir en mansiones y hoteles? ¿Cómo el asedio que mató de hambre a nuestros hijos permitió que tus hijos vivieran en la prosperidad? ¿Cómo el asedio que cortó la electricidad de mi familia te permitió iluminar tu casa durante 24 horas?”

“La política fallida de Hamas ha hecho que la mitad del mundo nos odie, y la simpatía por nuestra causa ha disminuido”, lamentó el usuario de las redes sociales Khaled Noor. “Hamas quiere apaciguar a Irán, que ha destruido ciudades árabes”.

Se refería a la participación directa e indirecta de Irán en las guerras civiles de Yemen, Siria e Irak.

La última campaña anti-Hamas, lanzada en 2019 bajo el título “¡Queremos vivir!“, fue reprimida sin piedad por las fuerzas de seguridad de Hamas con la ayuda del brazo armado del movimiento, las Brigadas Izaddin al-Qassam. Cientos de manifestantes palestinos, incluidos activistas políticos y de derechos humanos, que salieron a las calles para protestar contra Hamas fueron agredidos físicamente o detenidos.

La campaña se organizó en protesta por los impuestos aplicados por Hamas a los residentes de la Franja de Gaza, así como por la alta tasa de desempleo y pobreza y el alto costo de vida.

En 2006, Hamás ganó las elecciones parlamentarias palestinas, lo que desencadenó una crisis con sus rivales en la facción Fatah encabezada por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.

Un año después, Hamás dio un golpe de Estado violento, derrocó a la Autoridad Palestina y tomó el control total de la Franja de Gaza.

La última campaña se produjo en medio de las continuas tensiones entre Hamas y Fatah y el fracaso de los esfuerzos árabes para resolver la disputa entre las dos partes rivales.

A principios de este mes, representantes de Fatah y Hamas fueron invitados a Argelia para conversaciones de “reconciliación” por parte del presidente argelino Abdelmadjid Tebboune.

Sin embargo, muchos palestinos dijeron que no esperaban un gran avance en las conversaciones debido a la gran brecha entre las partes rivales.

Durante el fin de semana, los funcionarios de Hamas acusaron a la Autoridad Palestina de continuar con su represión de seguridad contra los partidarios de Hamas en Cisjordania y pidieron la liberación inmediata de todos los detenidos palestinos.

La campaña, que comenzó hace cuatro días, se produjo cuando se encontró el cuerpo de Osama Arafat Sarsak, de 14 años, que desapareció mientras recogía aluminio, cobre y plástico, en un vertedero cerca de la ciudad de Gaza.

Algunos palestinos afirmaron que Sarsak fue golpeado por una excavadora perteneciente al municipio de la ciudad de Gaza.

Una organización palestina de derechos humanos dijo que una autopsia mostró que Sarsak había muerto de asfixia. Hamas dijo que inició una investigación sobre el incidente, que provocó una ira generalizada en toda la Franja de Gaza.

Rehab Adel escribió en Twitter: “Cada tuit escrito en el hashtag ‘Secuestraron Gaza’ es una historia de sufrimiento que ha durado 15 años. Gaza intentó todo tipo de muerte. ¿No es hora de probar el sabor de la vida, aunque sea por una vez?

Bassem Othman, un ingeniero palestino, se quejó de que “en todo el mundo se imponen impuestos a cambio de los servicios que recibe el ciudadano. Bajo Hamas, señaló, incluso a los que están desempleados se les pide que paguen impuestos”.

El fotoperiodista y activista independiente Walid Mahmoud comentó: “El movimiento islámico (Hamas) no ha logrado gestionar la crisis en Gaza. No ha logrado crear ninguna solución para los residentes de Gaza, y esto es algo que nadie en su sano juicio puede negar. ¿No se le debería dar a ese residente el derecho de hablar y hablar sobre su experiencia bajo el régimen islámico?”.

Bisan Issam, otro residente de Gaza, tuiteó: “Hace quince años, dos millones de personas fueron secuestradas en la Franja de Gaza por la pandilla de Cambio y Reforma (lista electoral parlamentaria de Hamas en 2006). Las vidas y los sueños de toda una generación se perdieron, aplastados por la desesperación y la falta de ingenio. Ahora están dispuestos a poner en peligro sus vidas para escapar de la muerte constante en Gaza”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío