Enlace Judío.- La Unión Europea suspende silenciosamente la financiación a las ONG palestinas, meses después de criticar a Israel por su designación como terroristas, publicó The Algemeiner

“Pedimos respuestas al gobierno israelí y aún no hemos recibido respuestas convincentes. … Necesitamos pruebas de estas afirmaciones”.

Esta fue la reacción del Alto Representante para Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell, ante la decisión del ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, en octubre de 2021 de designar a seis organizaciones no gubernamentales (ONG) palestinas como grupos terroristas por su vinculación con el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP).

El FPLP es bien conocido por perpetrar un sinfín de atrocidades terroristas durante décadas y está en la lista negra, entre otros, de Estados Unidos y la UE.

Los comentarios de Borrell durante una reunión a puerta cerrada del Comité de Enlace Ad Hoc, el grupo internacional de donantes para la Autoridad Palestina (AP), siguieron a un coro de críticas a Israel, incluidas acusaciones de que el gobierno trataba de “amordazar el monitoreo de los derechos humanos” y “castigar” a sus detractores.

Interrogado sobre la decisión israelí en una conferencia de prensa, el portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., Ned Price, cuestionó la medida de Israel y contradijo la afirmación de Jerusalem de que la administración Biden había sido advertida sobre las designaciones.

“Creemos que el respeto por los derechos humanos, las libertades fundamentales y una sociedad civil fuerte son de vital importancia para un gobierno responsable y receptivo”, dijo Price.

Y de manera típicamente hiperbólica, Naciones Unidas, que anunció planes para financiar una de las ONG palestinas este año, calificó las designaciones como un “ataque frontal al movimiento de derechos humanos palestino y a los derechos humanos en todas partes”, al tiempo que afirmó que tales acciones “no son lo que haría una democracia que se adhiriera a los derechos humanos y los estándares humanitarios bien aceptados”.

El comunicado de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos también prodigó elogios a los grupos palestinos:

Estas organizaciones hablan el lenguaje de los derechos humanos universales. Utilizan un enfoque basado en los derechos para su trabajo, incluido un análisis de género, para documentar los abusos de los derechos humanos de todo tipo en Palestina, incluidos los abusos de los derechos humanos relacionados con las empresas.

Grandes segmentos de los medios de comunicación adoptaron una línea similar, con medios de comunicación como Associated Press, por ejemplo, etiquetando la decisión de Gantz como “una gran escalada de la represión [de Israel] de décadas contra el activismo político en los territorios ocupados”.

Por lo tanto, sorprende que no se haya hablado mucho sobre un nuevo desarrollo: la Comisión Europea ha suspendido silenciosamente la financiación de la UE a una de las ONG afectadas, al-Haq, además de ordenar a la organización benéfica Oxfam que suspenda la financiación a otro de los grupos, el Sindicato de Comités de Obras Agrícolas (UAWC), “hasta que se aclare la situación”.

La decisión de Bruselas se reveló en una pregunta escrita a la Comisión presentada por un grupo de parlamentarios de la UE.

Mientras tanto, el gobierno holandés también dejó en claro sus reservas sobre la UAWC cuando cortó los fondos para la organización “agrícola” luego de una auditoría independiente que encontró numerosos vínculos con el FPLP.

Como HonestReporting detalló anteriormente, una investigación de siete meses realizada por Proximities Risk Consultancy, cuyos resultados se compartieron a principios de este mes con los legisladores en Bruselas, concluyó:

De 2007 a 2020, hubo al menos 34 vínculos individuales entre la UAWC y el PFLP. De estos 34, 28 eran miembros de la junta de UAWC y 12 ocupaban simultáneamente “puestos de liderazgo” en ambas organizaciones.

También hay indicios de vínculos organizativos entre la UAWC y el PFLP. Hubo contactos entre representantes, expresiones de solidaridad y reuniones conjuntas. La UAWC y el PFLP también compartieron edificios. Según la agencia de investigación, es “razonable esperar que la UAWC esté al tanto de estos lazos organizativos con el PFLP“.

Como está claro, entonces, cada vez hay más pruebas de que la evaluación de Israel de la existencia de vínculos entre las ONG y el FPLP tiene mérito. De hecho, hemos cubierto el tema ampliamente, asegurando así que los periodistas y legisladores tengan acceso a información crucial que ayude a informar la política (ver, por ejemplo, aquí y aquí).

Como tal, sería apropiado que los medios de comunicación informaran sobre los últimos desarrollos.

Además, el Departamento de Estado de EE. UU. podría querer seguir el ejemplo de la UE, al menos, proporcionando una actualización de su investigación sobre las actividades de estas ONG palestinas. En particular, dado que Washington ha prometido millones de dólares en ayuda a grupos en Cisjordania.

Rachel O’Donoghue, autora del artículo, es colaboradora de HonestReporting, un organismo de control de los medios en Jerusalén

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío