Enlace Judío – El embajador de Estados Unidos en Israel rechazó este martes un nuevo informe de Amnistía Internacional que acusó a Israel de apartheid y calificó su acusación central de “un absurdo”, informó The Times of Israel.

El grupo de derechos humanos dijo en un nuevo informe que Israel ha mantenido “un sistema de opresión y dominación” sobre los palestinos que se remonta a su establecimiento en 1948, uno que cumple con la definición internacional de apartheid.

“Vamos, esto es absurdo”, tuiteó el embajador de Estados Unidos en Israel, Tom Nides, en respuesta al informe. “Ese no es un lenguaje que hemos usado y no usaremos”, dijo.

Aunque la administración del presidente de los EE. UU., Joe Biden, se ha pronunciado constantemente en contra de las actividades de asentamientos israelíes y sobre otros temas, también ha defendido a Jerusalén en los foros internacionales contra lo que considera un sesgo anti-israelí.

Hablando en una conferencia en el grupo de expertos del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional en Tel Aviv horas antes, Nides dijo que una solución de dos Estados sigue siendo la prioridad de la administración y que los palestinos deberían tener los mismos derechos fundamentales que los israelíes.

“Creemos que merecen la dignidad y la seguridad que tienen los israelíes, esa es nuestra creencia fundamental de que se lo merecen”, dijo. “Es de interés a largo plazo para Israel tratar al pueblo palestino con ese respeto y dignidad con la esperanza de que podamos crear el impulso para una solución de dos Estados”.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que Estados Unidos generalmente no comenta los informes de grupos externos, pero rechaza la opinión de que las acciones de Israel constituyen apartheid.

“Creo que es importante, como el único Estado judío del mundo, que no se le niegue al pueblo judío su derecho a la autodeterminación, y debemos asegurarnos de que no se aplique un doble rasero”, dijo a los periodistas.

La acusación de Amnistía se dirigió a Israel tanto dentro de sus fronteras como en Judea y Samaria (Cisjordania) y la Franja de Gaza. En un informe presentado en Jerusalén, el grupo no comparó directamente a Israel con el apartheid de Sudáfrica, pero dijo que estaba evaluando las políticas de Israel con base en convenciones internacionales.

Estados Unidos, la Unión Europea y sus estados miembros y el Reino Unido, pero también aquellos estados que están en el proceso de fortalecer sus lazos, como algunos países árabes y africanos… deben reconocer que Israel está cometiendo el crimen del apartheid y otros crímenes internacionales”, se lee en el informe.

Amnistía pidió a esos actores que “utilicen todas las herramientas políticas y diplomáticas para garantizar que las autoridades israelíes implementen las recomendaciones descritas en este informe y revisen cualquier cooperación y actividad con Israel para garantizar que no contribuyan a mantener el sistema de apartheid”.

Antes de la publicación del informe, Israel lo calificó de “falso, parcial y antisemita” y acusó a la organización de poner en peligro la seguridad de los judíos en todo el mundo. El grupo de derechos humanos publicó el documento a pesar de los llamamientos de Israel para que no lo hiciera.

Grupos políticos y religiosos judíos estadounidenses también condenaron el informe.

El Consejo Democrático Judío de América dijo: “Mensaje claro de la administración Biden: el informe de Amnistía es ‘absurdo’. Estamos de acuerdo”.

La Mayoría Democrática por Israel dijo: “No sabemos quién necesita escuchar esto, pero Israel es el único país en el Medio Oriente donde judíos y árabes gobiernan juntos”.

AIPAC dijo: “La verdadera opinión de Amnistía es clara: el pecado original de Israel es que existe en absoluto. Este difamatorio informe teje una red maliciosa de mentiras y distorsiones con el despreciable objetivo de deslegitimar a Israel como Estado judío”.

La Unión por el Judaísmo Reformista “condenó enérgicamente” los cargos de Amnistía.

“El informe está repleto de acusaciones desacreditadas e inexactas, incluida una acusación profundamente errónea de apartheid”, dijo. “Este informe refleja la incapacidad de Amnistía para comprender la historia, el contexto y los matices de la situación en Israel y la Autoridad Palestina, o las amenazas muy reales a la supervivencia y la seguridad de Israel a las que se ha enfrentado desde su misma fundación”.

La Liga Antidifamación dijo antes de la publicación del informe que “demoniza a Israel y busca socavar su existencia como Estado judío. En un momento en que aumenta el odio antijudío, el lenguaje extremo utilizado en el informe es irresponsable y probablemente desencadene el antisemitismo”.

La organización liberal J Street rechazó la acusación de apartheid, pero dijo que el informe “arroja otro foco brillante sobre la injusticia de la ocupación de Israel”.

J Street no respalda los hallazgos o las recomendaciones del informe, ni usamos la palabra ‘apartheid’ para describir la situación en el terreno”, dijo el grupo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈