Enlace Judío – El terrorista que llevó a cabo el ataque en Be’er Sheva este martes era ciudadano árabe israelí de la localidad beduina de Hura en el sur de Israel. Fue profesor de escuela y partidario del Estado Islámico, que cumplió una pena de prisión por cargos de terrorismo, informó The Times of Israel.

Mohammad Ghaleb Abu al-Qi’an, de 34 años, era maestro de primaria antes de ser condenado a cuatro años de prisión en 2016 por afiliación al grupo terrorista Estado Islámico e intentar reclutar a jóvenes para el grupo yihadista.

Durante su detención reveló que formó un grupo secreto que celebraba reuniones clandestinas relacionadas con el Estado Islámico, y planeaba salir de Israel con el pretexto de asistir a una peregrinación a La Meca, pero su verdadero objetivo era unirse a ISIS en Siria.

Abu al-Qi’an, que fue acusado en 2015 junto con otros dos docentes y varias personas más por apoyar al Estado Islámico. También daba sermones a miembros de la comunidad, e incluso a menores para promover al grupo terrorista.

Según Haaretz, en su sentencia dijo al juez que se arrepentía de sus actos y quería volver a su familia y sus 5 hijos.

El atentado del martes fue elogiado por Hamás y Yihad Islámica Palestina. Ninguno lo reivindicó como miembro. No hubo una reacción inicial del Estado Islámico.

El consejo local de Hura, donde radicaba el terrorista, condenó el atentado y dijo en un comunicado que “atacar a civiles inocentes es un acto criminal y despreciable de terrorismo”.Hizo un llamamiento a árabes y judíos del Néguev para continuar las relaciones entre ambas partes.

De acuerdo a The Jerusalem Post, Nafez abu al-Qi’an, pariente del terrorista, dijo a la emisora pública Kan que su familia condena el ataque y las acciones del atacante “no reflejan a la familia, ni al pueblo. Esto solo lo refleja a él”.

“Servimos al Estado y trabajamos en él. Este es nuestro país. Cuando la gente me pregunta, siempre digo, ‘soy ciudadano de Israel y después soy beduino’. Este es mi país y lo protegeremos”, añadió.

Nafez dijo que conoció al primer ministro Naftali Bennett en la escuela de oficiales de las FDI en 1993, y pidió que el gobierno haga lo necesario para poner orden en el Néguev.

Destacó que, como jefe regional de seguridad y responsable de emergencias del sistema educativo, conoce a la familia de Mohammed como una familia normativa y económicamente estable. “Mohammed actuó solo y sus acciones son inexplicables”, dijo.

Subrayó que desea enviar un mensaje claro. “Estamos en el Estado de Israel, respetamos la ley. Hay una continua cooperación entre la comunidad judía y la beduina y mi mensaje es que inviertan en esta zona”.

Recomendó al alcalde de Hura que todas sus escuelas dediquen una hora este miércoles para hablar del atentado e inculcar valores.

“Estamos en contra de la violencia y apoyamos a las fuerzas de seguridad, al Estado y al gobierno”, insistió.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico