Enlace Judío.- Con el aumento de los casos de coronavirus, el primer ministro Naftali Bennett y el ministro de Salud Nitzan Horowitz se reunieron el miércoles con funcionarios de salud y acordaron no implementar nuevas restricciones de virus en esta etapa, informó The Times of Israel.

Horas después de que el comisionado del coronavirus, Salman Zarka, dijera que Israel parece estar al comienzo de una nueva ola de infecciones y que podría ser necesaria una quinta dosis de la vacuna para algunos sectores de la población, se anunció que no habría un cambio inmediato en la política.

Según los datos del Ministerio de Salud publicados el miércoles por la mañana, 4.585 personas fueron diagnosticadas con el coronavirus un día antes, lo que eleva el número de casos activos confirmados a 19.221.

Entre los nuevos casos se encontraban cuatro legisladores de la Knéset que dieron positivo por el virus en los últimos días.

La tasa de transmisión llegó a 1,19 el miércoles por la mañana. La cifra mide cuántas personas infecta en promedio cada portador de coronavirus, y cualquier lectura superior a 1 significa que la propagación de COVID-19 está aumentando. Primero comenzó a subir por encima de 1 a mediados de mayo, después de haber permanecido por debajo del umbral durante casi dos meses.

A pesar de que no habrá cambios de política, un equipo asesor del Ministerio de Salud recomendó volver a usar máscaras faciales en interiores, especialmente en reuniones. No se especificó particularmente el consejo a los ancianos y miembros de la población en riesgo.

En los entornos médicos, el mandato de cubrirse la cara seguirá vigente.

Además, habrá un seguimiento cercano de las tasas de infección, incluso mediante pruebas en el sistema de alcantarillado.

Ante el aumento del número de casos en Israel, el comisionado del virus, Zarka, dijo que parecía ser el comienzo de una nueva ola de infecciones.

Lamentablemente, parece que estamos comenzando una nueva ola de coronavirus en Israel: la ola BA.5 [variante]”, dijo Zarka en una conferencia médica el miércoles.

El primer ministro Naftali Bennett en una conferencia de prensa en el Ministerio de Salud, el 26 de noviembre de 2021. Sentados (de izquierda a derecha): Comisionado del coronavirus Salman Zarka; la Jefa de Servicios de Salud Publica Dra. Sharon Alroy-Preis; El Ministro de Salud, Nitzan Horowitz, y el Director General del Ministerio de Salud, Nahman Ash (Kobi Gideon / GPO)

La subvariante Omicron BA.5 fue una de las cepas responsables de la última oleada de infecciones en Sudáfrica.

Zarka también dijo que sopesarían la posibilidad de recomendar una quinta dosis de la vacuna a algunos segmentos de la población, pero el equipo asesor de salud declaró más tarde que aún no lo recomendaba y dijo que tal decisión se sopesará nuevamente de acuerdo con las tasas de morbilidad.

El equipo recomendó permitir que cualquier persona mayor de cinco años reciba una vacuna de refuerzo. Agregó una recomendación de que los trabajadores de la salud deben recibir la triple vacuna.

Las recomendaciones se presentarán al Director General del Ministerio de Salud, Nachman Ash, para su aprobación.

Zarka encabeza la respuesta nacional a la pandemia, aunque el mes pasado volvió a su trabajo como director del Centro Médico Ziv en Safed en medio de la disminución de casos.

Recientemente, Zarka dijo que para septiembre u octubre, la población de Israel estará en gran medida desprotegida.

La semana pasada, el director general del Ministerio de Salud habló del “dilema” que plantea la perspectiva de realizar una posible quinta ronda de vacunas contra el COVID-19 antes del invierno.

“Será un gran desafío convencer a las personas de que se vacunen por quinta vez, y eso influirá en la decisión”, dijo Ash.

Israel ha eliminado en gran medida todas sus restricciones de coronavirus, a excepción del aislamiento para quienes dan positivo y el requisito de máscara en entornos médicos.

En las últimas semanas, los funcionarios de salud debatieron sobre la eliminación del requisito de aislamiento. Sin embargo, según un informe de la emisora ​​pública Kan el miércoles, si los casos continúan aumentando el tema se dejará de debatir.

Una mujer de 95 años recibe una dosis de la vacuna COVID-19 en un centro de salud en Rehovot, 10 de enero de 2022. (Yossi Aloni/Flash90)

De las 22.501 pruebas realizadas el martes, muchas menos que en oleadas anteriores, el 20,38 por ciento arrojaron resultado positivo.

89 pacientes estaban en estado grave, 21 de los cuales definidos como críticos. El número de muertes confirmadas desde el inicio de la pandemia llegó a 10.867.

Un trabajador de la salud toma una muestra de hisopado nasal en un centro de pruebas de COVID-19, en el Complejo Medico Palestino, en la ciudad cisjordana de Ramallah, el 2 de marzo de 2021. (Foto AP/Nasser Nasser)

Mientras tanto, los palestinos en Cisjordania y Gaza aún no han registrado un aumento significativo en los casos de coronavirus.

Solo 132 infecciones activas confirmadas estaban presentes en áreas palestinas hasta el miércoles, según el Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina. Sin embargo, las pruebas de coronavirus palestinas a menudo se han quedado muy rezagadas con respecto a la propagación del virus.

Según el Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina, 582.495 palestinos se han infectado con coronavirus desde el comienzo de la pandemia, registrando 5.356 muertes.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈