Enlace Judío – Una explosión en el norte de la Franja de Gaza este sábado que acabó con la vida de 6 palestinos, entre ellos niños, fue resultado de un cohete disparado por terroristas que impactó donde las víctimas mortales se encontraban, no por un ataque del ejército israelí, de acuerdo con el gobierno israelí.

Tras los primeros reportes de muertos y heridos por una explosión en Jabalia, reportes palestinos acusaron de inmediato a Israel de haber llevado a cabo un ataque aéreo en la zona como parte de la Operación Alot Hashajar (Amanecer) en curso.

No obstante, el Directorio de Diplomacia Pública de Israel aseguró en un comunicado que las autoridades israelíes poseen videos que muestran “sin una sombra de duda” que la zona donde ocurrió la explosión, Jabalia, no fue objeto de ningún ataque israelí en el momento en que se presentó el incidente.

“Se ha probado fehacientemente que este incidente fue el resultado del disparo fallido de un cohete lanzado por la Yihad Islámica“, indicó la dependencia gubernamental.

“Tras los informes de los medios de comunicación palestinos e internacionales, se llevó a cabo una investigación que mostró inequívocamente que no se trataba de un ataque israelí, sino de un cohete lanzado desde dentro de la Franja de Gaza que cayó en el corazón de Jabalia.

“Todo fuego del grupo terrorista Yihad Islámica es un doble crimen de guerra: disparar contra civiles y utilizar a civiles de Gaza como escudos humanos.

“Este incidente es un ejemplo de cómo la Yihad Islámica daña a los residentes de Gaza. Todo daño a civiles inocentes es trágico”, concluyó el comunicado.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío