Enlace Judío – Los llamados a no cooperar con el diputado extremista Avi Maoz son solo el comienzo de la acción que la oposición tomará contra el próximo gobierno de Benjamín Netanyahu, dijo este lunes el primer ministro saliente, Yair Lapid, informó The Jerusalem Post.

Lapid se opuso a que Netanyahu lo culpara de sedición después de que envió una carta a todos los alcaldes de Israel pidiéndoles que no cooperen con Maoz, quien como parte de sus acuerdos de coalición con el Likud recibirá el control de los programas externos en el sistema educativo.

“Señor Netanyahu, si esto es lo que usted llama sedición, ¿cómo llama a lo que hizo aquí durante los últimos tres años? ¿Cómo llama a pararse en los escalones del tribunal y amenazar a la corte como los criminales más bajos? ¿Cómo llama a enviar pandillas violentas para molestar a los hijos de los miembros de la Knéset y atacar a los manifestantes en los puentes? ¿Cómo llama a fundar una máquina venenosa con dinero extranjero que solo incita y difunde mentiras?”, dijo Lapid.

El ministro de Defensa, Benny Gantz, acusó a Netanyahu de “cortar y pegar” las ramas del gobierno de una manera que provocará un “caos gubernamental”. Gantz acusó a Netanyahu de dañar la capacidad del ejército para luchar eficazmente contra el terrorismo y mantener la ley y el orden, solo para poder escapar de su juicio por presunta corrupción.

“No saldremos del país, lo haremos temblar. Y cuando el público vea el resultado del corta y pega, sucederá una de dos cosas: o Netanyahu pisará el freno o llegará al borde de un vacío y caerá”, dijo Gantz.

Netanyahu respondió a Lapid y Gantz en Facebook, acusándolos de “no aceptar los resultados de las elecciones y difundir falsas alarmas contra un gobierno que fue elegido por la mayoría del público”.

Netanyahu acusó a Lapid de difundir tres mentiras y las desacreditó. Ante la acusación de que Ministerio de Defensa será desmantelado, Netanyahu respondió que “la Administración Civil vale menos de una milésima parte del Ministerio de Defensa, y permanecerá en el Ministerio”.

A la segunda supuesta acusación, que el Ministerio de Educación se entregará a Avi Maoz, Netanyahu escribió que “Avi Maoz se ocupará solo de los programas externos de los ministerios de educación, que son aproximadamente una milésima parte del presupuesto de educación y operarán bajo la supervisión del primer ministro”. El Ministerio de Educación seguirá determinando el currículo de la escuela”.

Finalmente, ante la acusación de que el gobierno actuará contra personas de la comunidad LGBT, Netanyahu escribió que su gobierno “no dañará los derechos de la comunidad LGBT y mantendrá el statu quo en temas de religión y Estado.

Gantz respondió a la publicación de Netanyahu.

“Aquí están las mentiras contra la verdad”, escribió Gantz.

“1. El Comando Central [de las FDI] perderá la Guardia Fronteriza y tendrá que depender de decenas de miles de reservistas: más de 70 batallones de reserva al año que enfrentan el terror en Judea y Samaria.

“2. La Administración Civil se convertirá en el brazo político de Smotrich y actuará sin coordinación con las FDI, y responderá de forma independiente ante la Corte Suprema.

“3. Las reglas de combate [de las tropas] estarán bajo control político.

Netanyahu, ganó las elecciones, le deseo suerte y apoyaré cualquier movimiento que sea bueno para el país. No recibió el mandato de demoler la seguridad de Israel por beneficios políticos y legales baratos. Frente al daño de la seguridad de Israel encontrará un muro de hierro”, escribió Gantz.

Merav Mijaeli, líder de Avodá, dijo: “Estas no son negociaciones de coalición, es una venta de liquidación de la democracia. Netanyahu está vendiendo ministerios gubernamentales a extremistas y exigiendo una cláusula de anulación que le permita salir de su prueba”.

“Amigos, este gobierno no durará. Se derrumbará más rápido de lo que piensan. Estos elementos extremistas no podrán gobernar el país. Necesitamos ceñirnos y luchar para minimizar su daño tanto como sea posible. La democracia israelí es más fuerte que Netanyahu“, dijo Mijaeli.

Israel estuvo aquí antes que él y estará aquí después de él. Quien levante la mano para dañar la democracia, dañar la educación, dañar a la comunidad LGBTQ, obtendrá la madre de todas las protestas en las calles, plazas y puentes”, dijo.

El diputado Yisrael Eichler de Yahadut Hatorá discrepó con la “incitación y sedición” de Lapid y Mijaeli.

“Advertimos en el pasado que estas personas no son democráticas y no son liberales. La hegemonía está dispuesta a llevar a una guerra civil y derramamiento de sangre en las calles, en el momento en que pierdan el poder. No aceptarán los resultados de las elecciones”, dijo Eichler en un comunicado.

“Quienquiera que escuche el tono, sus expresiones faciales y el rechinar de dientes, debe prepararse para el peligro. La policía, el Shin Bet y los cuerpos de defensa deben tomar en serio la incitación oscura y violenta, que el lado progresista ahora ha expuesto.

“Se deben avanzar planes para asegurar las instituciones del gobierno elegido, y [las fuerzas de seguridad deben] proteger a los votantes de derecha que serán atacados en las calles por matones instigados en nombre del ‘liberalismo y la ilustración'”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío