martes 18 de junio de 2024

El “Libro de los Nombres” del Holocausto será inaugurado en la ONU

(JTA) – El “Libro de los nombres” del Holocausto que se inaugurará en la ONU subraya las identidades individuales de los seis millones de víctimas.

Cuando Yad Vashem fue creado en 1953 en las laderas del Monte del Recuerdo de Jerusalén para conmemorar el Holocausto, sus fundadores entendieron que una de las funciones centrales de la institución sería documentar los nombres de los 6 millones de víctimas judías.

Fue visto como un imperativo moral: demostrar que detrás del número casi inconcebible había personas reales cuyas vidas fueron truncadas por los nazis.

Ahora, para conmemorar el Día Internacional del Recuerdo del Holocausto el 27 de enero, Yad Vashem inaugurará su Libro de los Nombres, una instalación monumental que contiene los nombres de 4.800.000 víctimas de la Shoah, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Entre los participantes en la ceremonia de apertura del Libro de los Nombres el 26 de enero estarán el Secretario General de la ONU, António Guterres, el representante permanente de Israel ante las Naciones Unidas, el Embajador Gilad Erdan, y el presidente de Yad Vashem, Dani Dayan, ex cónsul general de Israel en Nueva York.

“La Shoah fue el asesinato de 6 millones de judíos individuales. Cada uno de los que murió merece ser recordado como individuo, y no solo como parte de un colectivo sin nombre”, dijo Dayan.

Una vista aerea de Yad Vashem (credito: ANDREW SHIVA/WIKIPEDIA)

El Libro de los Nombres estará en exhibición en las Naciones Unidas durante un mes. Posteriormente, se trasladará a su ubicación permanente en Yad Vashem, el Centro Mundial para el Recuerdo del Holocausto, en Jerusalén, donde estará abierto al público a tiempo para Yom HaShoah, el día de conmemoración del Holocausto israelí y judío, en abril.

La instalación es una versión actualizada del Libro de nombres de Yad Vashem que ha estado en exhibición permanente en el Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau en Polonia desde 2017. La nueva versión, que contiene 500 000 nombres adicionales, mide 6.5 pies de alto y aproximadamente 3.3 pies de ancho. Su longitud total es de 26,5 pies. El volumen masivo enumera los nombres de las víctimas en orden alfabético y, cuando se conoce la información, incluye sus fechas de nacimiento, lugares de origen y lugares de muerte. El libro tiene páginas en blanco al final que simbolizan aproximadamente 1 millón de víctimas cuyos nombres aún no están registrados.

Los nombres en el Libro provienen de la Base de Datos Central de Nombres de Víctimas de la Shoah de Yad Vashem.

Los nombres en el libro provienen de la base de datos central de nombres de victimas de la Shoah de Yad Vashem, que la institucion ha estado recopilando desde 1954. (Cortesia de Yad Vashem)

¿Cómo encuentra Yad Vashem los nombres de las víctimas?

“Hemos estado recopilando los nombres de las víctimas individuales del Holocausto desde 1954, principalmente a través de Páginas de Testimonio”, dijo Alexander Avram, director del Salón de Nombres de Yad Vashem y la Base de Datos Central de Nombres de Víctimas de la Shoá. Las Hojas de Testimonio son formularios de una página que los sobrevivientes y los familiares y amigos restantes completan con los nombres y la información biográfica de las víctimas.

“Desde hace unos 20 años, hemos podido ir más allá de estas páginas y buscar nombres en miles de otras fuentes”, continúa Avram. “Estos incluyen listas de víctimas producidas por archivos u organizaciones federales en diferentes países, listas de deportación compiladas por investigadores y museos, y nombres recopilados por instituciones y sitios conmemorativos. También hemos obtenido cientos de miles de nombres de nuestras propias colecciones”.

El equipo especial que encuentra los nombres y los archiva en la base de datos de nombres de Yad Vashem se ve desafiado por el hecho de que los nazis intentaron eliminar los rastros de sus crímenes contra la humanidad destruyendo registros o nunca registraron los nombres de los judíos en primer lugar, especialmente en Europa del Este.

“Pocos guetos tenían censos o registros de nombres”, señaló Avram. “Las listas de transporte húngaras tenían números, pero no nombres, y todas fueron llevadas a sitios de exterminio. Del mismo modo, solo hubo informes numéricos de los judíos asesinados por los Einsatzgruppen [los escuadrones de exterminio paramilitares móviles organizados por los nazis]. En Auschwitz, 900.000 hombres, mujeres y niños fueron enviados directamente a la muerte. Solo los nombres de los enviados a trabajos forzados allí estaban registrados en las tarjetas, y los nazis destruyeron la mayoría de estos registros”.

El impacto emocional del proyecto

El Libro de los Nombres es un componente del nuevo plan estratégico de Yad Vashem para mejorar y aumentar el recuerdo del Holocausto en Israel y el mundo en un momento en que la cantidad de sobrevivientes está disminuyendo y la negación del Holocausto y el antisemitismo están en aumento, dijo Dayan.

Además de las instalaciones permanentes en Auschwitz y Yad Vashem, hay planes para crear una tercera versión del libro como una exposición itinerante.

“Nuestra misión será mucho más desafiante, pero también mucho más importante y vital”, dijo Dayan sobre la próxima era en la que no queden sobrevivientes. “Tenemos que encontrar formas innovadoras de reflexionar y educar sobre lo que pasó. Creo que no puedes quedarte indiferente ante una exhibición tan grande cuando la ves”.

Dayan dijo que experimentó por primera vez el poder de la instalación cuando viajó a Auschwitz para ver su versión inicial y encontró los nombres de sus padres.

Hay tíos que fueron asesinados en Polonia.

La neoyorquina Bronia Brandman, una niña sobreviviente de Auschwitz originaria de Jaworzno, Polonia, se conmovió de manera similar cuando se embarcó en un “viaje a las raíces” con su nieto Sruli Klaristenfeld en abril de 2017. Los nazis eliminaron casi por completo a las grandes familias inmediatas y extensas de Brandman.

Klaristenfeld navegó a través del enorme Libro de los Nombres en Auschwitz-Birkenau y encontró los nombres de los padres de su abuela y otros parientes. “Fue una manifestación física y permanente de su memoria”, dijo Klaristenfeld.

Brandman dijo que el impacto de la instalación monumental no puede subestimarse.

“La gente es indiferente. Muchos no tienen idea de que el Holocausto sucedió alguna vez y cómo pudo ser que 6 millones de personas inocentes fueran asesinadas a sangre fría, incluidos 1,5 millones de niños”, dijo. “La importancia del Libro de los Nombres es que las víctimas son inmortalizadas para el futuro, y el pasado nunca se olvida”.

Dayan dijo que espera con ansias la llegada del Libro de los Nombres a Yad Vashem después de su exhibición en las Naciones Unidas.

Yad Vashem es el hogar permanente natural del Libro de los Nombres”, dijo Dayan. “El público podrá venir y buscar y encontrar parientes, personas con el mismo nombre que ellos o de los mismos lugares que sus familias, o incluso simplemente presentar sus respetos a las víctimas”.

Avram dijo que espera que las páginas del nuevo libro estén tan desgastadas por el tacto de los visitantes que buscan los nombres de sus familiares como las páginas del Libro de los Nombres exhibido en Auschwitz.

“Muchas familias necesitan una forma tangible y táctil de reunirse con la memoria de las víctimas”, dijo. “Es lo más cerca que podemos estar de proporcionar una lápida”.

Mientras tanto, el trabajo de recuperación de los nombres de las víctimas desconocidas continuará a buen ritmo, como lo ha hecho durante las últimas siete décadas.

“Es una deuda que tenemos con las víctimas”, dijo Dayan. “No podemos permitir que sean relegados a las páginas perdidas de la historia. Esa es nuestra promesa para ellos y para las generaciones futuras”.

Este artículo está patrocinado y producido en colaboración con Yad Vashem, el Centro Mundial para el Recuerdo del Holocausto.

 

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

 

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo. Política de privacidad