Inga Abramian, una mujer israelí de 80 años, fue la víctima mortal de un impacto de cohete disparado por terroristas de Gaza en la ciudad de Rehovot el jueves, en medio de la Operación Escudo y Flecha.

Abramian murió como resultado de un derrumbe de su departamento luego del impacto del cohete en uno de los múltiples ataques de la Yihad Islámica Palestina, informó el Canal 12.

La familia de Abramian fue notificada de la muerte de su ser querido luego de que forenses concluyeran la identificación de su cuerpo.

De acuerdo con la cadena, múltiples personas han acudido al edificio donde murió Abramian para expresar su solidaridad con familiares y vecinos afectados por el cohete.

El cohete dejó heridas a más de una docena de personas que se encontraban en el edificio, todos con afectaciones ligeras.

Las Fuerzas de Defensa de Israel dijeron que un misil interceptor Cúpula de Hierro sufrió una “falla técnica” durante dicho ataque, por lo que no pudo derribar el cohete disparado por los terroristas.

Sin embargo, el portavoz militar, Daniel Hagari, describió el problema como un hecho aislado, afirmando que el sistema de defensa antimisiles ha logrado echar abajo el 91% de los cohetes contra zonas pobladas.

“Hubo una falla técnica, el interceptor se lanzó y no golpeó el cohete”, dijo Hagari a los periodistas el viernes. Señaló que el mal funcionamiento sería investigado más a fondo.

Dijo que el cohete mortal era similar a los cientos de otros proyectiles de fabricación tosca lanzados desde Gaza durante la reciente escalada, pero golpeó el edificio de apartamentos en “un ángulo complejo”, causando una destrucción generalizada.

El impacto directo abrió un enorme agujero en un apartamento en el tercer piso de un edificio en Rehovot, una ciudad de 150,000 habitantes a unos 45 kilómetros al norte de Gaza, haciendo llover escombros en la calle de abajo.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío