El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu afirmó este viernes que un acuerdo de normalización entre Israel y Arabia Saudita sería “un salto cuántico hacia adelante” y “cambiaría la historia”, informó The Times of Israel.

En una entrevista con la cadena Sky News, el mandatario dijo que no puede garantizar si habrá un acuerdo, ya que “depende de los saudíes”, pero que “ciertamente lo espera”.

Arabia Saudita es el país árabe más influyente, no solo en el mundo árabe, creo que también en el mundo musulmán. Creo que pondría de moda la posibilidad de poner fin al conflicto árabe-israelí, y eso también nos ayudaría a resolver el conflicto palestino-israelí”, explicó Netanyahu.

El canciller saudí, Faisal bin Farhan, afirmó el jueves que la normalización de relaciones entre Riad e Israel aportaría importantes beneficios a la región, pero que estos se verían limitados por la ausencia de una solución de dos Estados al conflicto palestino-israelí.

Los funcionarios saudíes han dicho que la normalización con Israel vendrá tras el establecimiento de un Estado palestino en las líneas anteriores a 1967, aunque han expresado una mayor flexibilidad a puerta cerrada.

La administración Biden ha intensificado recientemente sus esfuerzos para negociar un acuerdo de normalización entre ambos países.

Arabia Saudita se ha mostrado dispuesta a considerar la idea, pero busca varias concesiones por parte de Estados Unidos. Además de una cooperación en su programa nuclear civil, espera garantías económicas y de seguridad por parte de la administración Biden, según fuentes diplomáticas estadounidenses y de Oriente Medio.

Además, Arabia Saudita espera una concesiones significativas a los palestinos para consolidar cualquier acuerdo de normalización, dijeron los funcionarios.

Con respecto a Irán, Netanyahu reiteró: “Haremos lo que sea necesario para defendernos”.

La Casa Blanca negó el jueves recientes informes sobre posibles avances entre Teherán y Washington hacia un nuevo acuerdo para limitar el programa nuclear de Irán.

“No creo que la diplomacia funcione por sí sola. Creo que la diplomacia solo puede funcionar si va unida a una amenaza militar creíble o a la voluntad de aplicar la opción militar si falla la disuasión”, dijo Netanyahu.

Y añadió: “Irán se ha comprometido abiertamente a destruir, a repetir el Holocausto y a destruir a los seis o siete millones de judíos en Israel, y no vamos a quedarnos de brazos cruzados y dejar que lo hagan”.

En cuanto a los comentarios anteriores de su nuevo asesor de medios Gilad Zwick de que el presidente Joe Biden está “destruyendo Estados Unidos“, Netanyahu dijo: “Él mismo ha dicho que son opiniones que tenía como periodista privado y que desde entonces ha cambiado de opinión, de lo contrario no estaría trabajando para mí”.

“Creo que Joe Biden es un gran amigo de Israel, es el presidente de los Estados Unidos de América y trabajamos con él como hemos trabajado con otros presidentes, y confiamos en las decisiones que toma Estados Unidos“, enfatizó.

Netanyahu aún no ha recibido una invitación para visitar la Casa Blanca desde que asumió el cargo hace seis meses, en medio de las tensiones con Washington debido la prevista reforma judicial de su gobierno.

Respecto a la reforma, dijo el mandatario: “Me parece que ahora hay una mayoría bastante amplia que dice que debemos reformar nuestro sistema judicial, pero la cuestión es cuánto y con qué rapidez. Y eso es algo sobre lo que he decidido… intentar llegar a un consenso”.

“No estoy seguro de que lo logremos. Debemos llegar a un término medio. Será muy difícil porque es un tema muy politizado y a menudo tergiversado”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudío

Israel no está solo

En la batalla de la información, estamos al frente
Llegamos a 8 millones de personas al mes
Únete a la defensa del único Estado Judío
Se parte de la Comunidad Enlace Judio

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈