Un jasídico de Jabad que abordó un vuelo de Los Ángeles a Nueva York descubrió que el nombre del capitán del avión era Chaim Baruch y sugirió que se pusiera Tefilín, los objetos que usan los hombres judíos durante la oración.

El piloto le pidió al jasídico que esperara hasta el final del vuelo. Se puso los Tefilín y los mantuvo puestos mientras se despedía de los pasajeros, de acuerdo con Arutz Sheva.

“Hagámoslo, que todos lo vean”, comentó el piloto.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío