Hamas llevó años planificando y elaborando mapas detallados con la posible ayuda de espías dentro de Israel antes del ataque del 7 de octubre, reportó The Guardian.

Eso fue lo que concluyeron las FDI después de examinar grandes cantidades de teléfonos, cuadernos y documentos incautados a terroristas eliminados en Israel y en Gaza.

Los combatientes también llevaban guías sobre la toma de rehenes y libros de frases del árabe al hebreo, uno de los cuales incluía la frase “levanta las manos y abre las piernas”.

El documento estaba incluido en un alijo de material publicado el lunes por la unidad de inteligencia militar Amshat de las FDI.

Un alto oficial israelí dijo que el objetivo de Amshat, restablecido después del 7 de octubre, era comprender los “planes de ataque y defensa de Hamás”, obtener inteligencia operativa y comprender mejor su doctrina.

La semana pasada, The New York Times reportó que funcionarios israelíes supieron de un plan de batalla de 40 páginas para el eventual ataque de Hamás, pero lo descartaron por considerarlo demasiado difícil de llevar a cabo.

También se hicieron a un lado las advertencias de los vigilantes de las FDI, en su mayoría mujeres, de que los combatientes de Hamás se estaban ejercitando abiertamente para un ataque.

Entre los documentos recuperados se encontraba un mapa detallado de una base militar israelí, posiblemente más detallado de lo que habrían requerido las propias FDI.

La compilación de un mapa así sólo podría haberse hecho utilizando “conocimiento interno” –casi con seguridad de un espía de Hamás–, dijo una fuente de inteligencia israelí.

Las computadoras portátiles y los cuadernos escritos a mano se refieren a los planes de Hamás de atacar ubicaciones militares y puntos clave en el centro de Israel, lo que sugiere que el grupo o algunos de sus elementos tenían aspiraciones de llegar al centro del país.

El detalle y la magnitud de la información encontrada han llevado a personas con información privilegiada a concluir que Hamás participó en “años de planificación”, un esfuerzo que las FDI y otras agencias de inteligencia israelíes simplemente no lograron tomar en serio como una amenaza.

El 7 de octubre, los combatientes de Hamás llevaban teléfonos móviles con tarjetas SIM israelíes y walkie-talkies para tener más de un medio de comunicación.

Entre los objetos recuperados se encontraba un transmisor de radio con batería solar para mantener contacto, al parecer, durante un período prolongado de tiempo en Israel.

Se estima que unos 3.000 combatientes de Hamás participaron en el ataque y unos 1.500 murieron en la fase inicial de los combates.

Pero la respuesta militar israelí fue tan lenta que en algunos casos el ejército tardó muchas horas en responder, mientras que algunos combatientes de Hamás permanecieron prófugos durante días.

En un caso, 2 terroristas permanecieron más de un mes ocultos en una localidad árabe del sur de Israel.

Israel cree que a la mayoría de los combatientes de Hamás se les mantuvo a oscuras antes del ataque previsto y sólo se les informó del plan en el último minuto.

El ejército israelí también recuperó un mapa de parte de Gaza, plagado de agujeros de bala, que revelaba sitios militares de Hamás previamente desconocidos.

A los periodistas se les mostró una amplia gama de documentos y otros elementos recuperados de Hamás el lunes, además de los pocos que se hicieron públicos.

Se pidió a los periodistas que no describieran el material adicional con demasiada precisión (omitiendo información como la ubicación) por razones de seguridad operativa.

Uno de los documentos que se hizo público fue escrito originalmente a mano pero recuperado de una computadora portátil.

Detalla un plan para tomar un puesto de mando de las FDI cerca de la valla fronteriza de Gaza con dos escuadrones de soldados, enumera sus armas y funciones y contiene un cuidadoso mapa dibujado a mano de la ubicación del objetivo.

Otros documentos, también hechos públicos, parecen demostrar que Hamás veía el valor de la toma de rehenes.

Las FDI describen una de ellas como una “lista de verificación sobre cómo tomar rehenes” y recomiendan que las zonas de detención estén llenas de trampas explosivas.

También les dice a los combatientes que “maten a quienes causen problemas y a cualquiera que intente escapar”, y el comandante de la compañía daría la orden de matar.

También recomienda que los combatientes de Hamás utilicen una lista de frases de palabras hebreas, traducidas fonéticamente de palabras árabes.

Las copias de las listas recuperadas y publicadas por Israel el lunes incluyen traducciones de “levanta las manos y abre las piernas” y “quítate la ropa”.

Los teléfonos y computadoras portátiles también han dejado a la luz múltiples videos, incluidas imágenes gráficas de los ataques terroristas del 7 de octubre que funcionarios israelíes han mostrado a periodistas y políticos para subrayar el violento horror de lo ocurrido.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío