La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el miércoles por la tarde una resolución que condena los testimonios de los presidentes de tres universidades de élite que la semana pasada se negaron a declarar que pedir el genocidio de los judíos constituía una violación de las normas académicas, según publicación en The Algemeiner.

La medida bipartidista fue aprobada en una votación de 303 a 126, reprendiendo formalmente los comentarios de Claudine Gay de la Universidad de Harvard, Elizabeth Magill de la Universidad de Pensilvania (Penn) y Sally Kornbluth del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Todos los republicanos menos uno votaron a favor.

Sin embargo, la votación dividió a los demócratas: 125 se opusieron a la resolución y decenas votaron a favor. Tres demócratas votaron abstención.

La resolución exigió las dimisiones de Gay y Kornbluth, después de que Magill dimitiera por lo que los críticos describieron como una respuesta insuficiente al creciente antisemitismo en el campus.

“La presidenta Magill ha dimitido y los demás presidentes deberían hacer lo mismo”, afirma la resolución. “Los actos de odio, intimidación, discriminación y violencia basados en el origen étnico o la religión no tienen cabida en nuestro país ni en la comunidad global”.

Presidenta de Harvard Claudine Gay, Presidenta de Penn Liz Magill y Presidenta del MIT Sally Kornbluth testifican ante el Comita de Educacion y Fuerza Laboral. (Credito de la foto: Kevin Dietsch/Getty Images)

Durante más de tres horas el martes pasado, Gay, Magill y Kornbluth eludieron responder preguntas formuladas por miembros del Comité de Educación y Fuerza Laboral de la Cámara de Representantes, esquivando preguntas agudas sobre cómo han respondido a la creciente hostilidad hacia Israel y la comunidad judía en sus campus.

“Se resuelve que la Cámara de Representantes (1) condena enérgicamente el aumento del antisemitismo en los campus universitarios de todo el país; y (2) condena enérgicamente el testimonio de la presidenta de la Universidad de Pensilvania, Elizabeth Magill, la presidenta de la Universidad de Harvard, Claudine Gay, y la presidenta del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Sally Kornbluth, y su falta de afirmar claramente que los llamados al genocidio de judíos constituyen acoso y violan el código de conducta de sus instituciones”, señala la resolución.

Los testimonios de las rectoras de las universidades se volvieron virales y provocaron pedidos generalizados de dimisiones en las redes sociales. Cuando Magill renunció el sábado, dos estudiantes judíos habían demandado a la escuela por violaciones de derechos civiles y un importante donante amenazó con retener una donación de 100 millones de dólares si permanecía en el puesto. Magill dijo al comité que designar los llamados al genocidio de judíos como violaciones de la política universitaria sobre intimidación y acoso sería “dependiente del contexto”. Gay dijo de manera similar que “depende del contexto” y Kornbluth comentó que sólo constituiría acoso si estuvieran “dirigidos a individuos”.

Tras la renuncia de Magill, Gay fue objeto de escrutinio, y los pedidos de su renuncia aumentaron durante el fin de semana junto con acusaciones, que la universidad abordó en un comunicado, de que plagió partes de sus primeros trabajos académicos. Hasta el miércoles, Gay permanece en el puesto después de recibir un gran apoyo de los profesores de Harvard y un voto de confianza de la junta directiva más alta de Harvard.

“Esta no es una cuestión partidista sino una cuestión de claridad moral, razón por la cual nuestros colegas del otro lado del espectro se han unido con nosotros para presentar una resolución que condena el antisemitismo en los campus universitarios, así como los testimonios moralmente fallidos de las rectoras de las universidades de Harvard, Penn y MIT”, dijo en un comunicado la representante Elise Stefanik (R-NY), quien propuso la resolución e inició el diálogo con las presidentes de las universidades que atrajo una atención generalizada. “Apenas estamos comenzando a abordar la omnipresente podredumbre del antisemitismo que ha infectado el sistema de educación superior de Estados Unidos y no pararemos hasta que sea erradicado y los responsables de fomentar su crecimiento rindan cuentas. El antisemitismo no tiene lugar en Estados Unidos”.

Stefanik presentó la resolución bipartidista el martes junto con los representantes Jared Moskowitz (D-FL), Steve Scalise (R-LA) y Josh Gottheimer (D-NJ).

“Los estudiantes tienen miedo de ser judíos en el campus y las respuestas de estas presidentas ante el Congreso reforzaron sus fallas de liderazgo en los últimos meses”, dijo Gottheimer en un comunicado.

“Siempre defenderé el derecho a la libertad de expresión, incluso cuando lo que se dice sea increíblemente ofensivo. Pero no me quedaré de brazos cruzados cuando las palabras y acciones violan la ley, infunden miedo y ponen a los estudiantes en peligro”, añadió. “Existe el derecho a la libertad de expresión, pero también existe la libertad de tener miedo en la escuela. Como padre, nunca quiero que ningún estudiante, independientemente de su origen, tenga miedo de ser quien es en la escuela”.

Además de la resolución, el Comité de Educación y Fuerza Laboral de la Cámara de Representantes de Estados Unidos anunció el jueves pasado una nueva investigación en Harvard, MIT y Penn para determinar si no han abordado el creciente antisemitismo en sus campus.

Ambas acciones se producen en medio de un aumento alarmante de incidentes antisemitas –incluidas manifestaciones que piden la destrucción de Israel y la intimidación y acoso a estudiantes judíos– desde la masacre de Hamás el 7 de octubre en todo el sur de Israel. Las universidades de élite (incluidas Harvard, Penn y MIT) han estado entre los mayores centros de dicha actividad, con estudiantes y profesores demonizando a Israel y racionalizando las atrocidades de Hamás.

También han aumentado los incidentes de acoso e incluso violencia contra estudiantes judíos. Como resultado, los estudiantes judíos han expresado que se sienten inseguros y desprotegidos en los campus. En algunos casos, las comunidades judías en los campus se han visto obligadas a soportar amenazas de violación y matanza masiva.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?

¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?

En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad con una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈