Juntos venceremos
lunes 22 de julio de 2024

Encuentran cargamento de un barco de 3.300 años en las profundidades del mar frente a la costa de Israel

El cargamento de un barco de hace 3.300-3.400 años (siglos XIV-XIII a. C.), con cientos de embarcaciones intactas, fue encontrado a la increíble profundidad de 1,8 kilómetros en el fondo del mar Mediterráneo. La carga fue encontrada durante un estudio estándar ejecutado por Energean, una empresa líder en exploración y producción de gas natural que opera los campos marinos Karish, Karish North, Katlan y Tanin frente a la costa de Israel. La Autoridad de Antigüedades de Israel identificó positivamente el contenido como vasijas de almacenamiento cananeas de la Edad del Bronce Final, informó Jewish Press.

Sala de control del barco. Las tinajas fueron recuperadas integramente de las profundidades del mar en una compleja operacion realizada por Energean. (Credito de la foto: Emil Aladjem, Autoridad de Antigüedades de Israel)

Jacob Sharvit, jefe de la Unidad Marina de la IAA, explica: “El barco parece haberse hundido en una crisis, ya sea debido a una tormenta o a la piratería, un hecho bien conocido en la Edad del Bronce Final. Se trata del primer y más antiguo barco encontrado en las profundidades del Mediterráneo oriental, a 90 kilómetros de la costa más cercana. Es un descubrimiento de clase mundial que cambia la historia y nos revela como nunca antes las habilidades de navegación de los antiguos marineros, capaces de atravesar el Mar Mediterráneo sin tener una línea de visión hacia ninguna costa. Desde este punto geográfico sólo se ve el horizonte a su alrededor. Para navegar probablemente utilizaron los cuerpos celestes, tomando avistamientos y ángulos del sol y las posiciones de las estrellas”.

“Como parte de nuestra actividad continua para descubrir y extraer gas natural de las profundidades del mar, realizamos estudios que verifican diferentes parámetros, utilizando un robot sumergible avanzado para explorar el fondo marino”, dice el Dr. Karnit Bahartan, líder ambiental de Energean. “Hace aproximadamente un año, durante un estudio, vimos la visión inusual de lo que parecía ser una gran pila de jarras amontonadas en el fondo del mar. Estamos en contacto continuo con la Autoridad de Antigüedades de Israel y cuando les enviamos las imágenes resultó ser un descubrimiento sensacional, mucho más allá de lo que podíamos imaginar”.

A la luz de la tremenda importancia de este descubrimiento, Energean estuvo a la altura de las circunstancias y dedicó un equipo a trabajar junto con expertos de la IAA para investigar de cerca el barco, utilizando su barco “Energean Star” equipado para realizar trabajos en aguas profundas. Los técnicos de la empresa planificaron una operación única y compleja e incluso construyeron una herramienta especial para permitir extraer artefactos con un riesgo mínimo de dañar todo el conjunto.

“El estudio y el mapeo del sitio por parte del robot aclararon que se trataba de un barco hundido, de entre 12 y 14 metros de largo, que transportaba cientos de embarcaciones, de las cuales sólo algunas son visibles hoy sobre el fondo del océano. El fondo fangoso esconde una segunda capa de embarcaciones y parece que las vigas de madera del barco también están enterradas en el barro”, dice Sharvit.

En dos días de trabajo en el mar, el equipo de Energean extrajo dos embarcaciones, cada una de una extremidad diferente del barco, para minimizar las perturbaciones en el conjunto intacto del barco y su carga.

“El tipo de embarcación identificada en la carga fue diseñada como el medio más eficiente para transportar productos relativamente baratos y producidos en masa, como aceite, vino y frutas. Encontrar una cantidad tan grande de ánforas a bordo de un solo barco es testimonio de importantes vínculos comerciales entre su país de origen y las tierras del antiguo Cercano Oriente en la costa mediterránea”, afirma Sharvit.

Las vasijas cananeas expuestas a la luz del dia despues de mas de 3.300 años. / Emil Aladjem, Autoridad de Antigüedades de Israel

Y añade: “Este es un hallazgo verdaderamente sensacional. Sólo se conocen otros dos naufragios con carga de la Edad del Bronce Final en el mar Mediterráneo: el barco del cabo Gelidonya y el barco Uluburun; ambos encontrados frente a la costa turca. Sin embargo, ambos naufragios se encontraron relativamente cerca de la costa y se podía acceder a ellos utilizando equipo de buceo normal. Con base en estos dos hallazgos, la suposición académica hasta ahora ha sido que el comercio en ese momento se ejecutaba revoloteando de manera segura de un puerto a otro, abrazando la costa sin tener contacto visual. El descubrimiento de este barco cambia ahora toda nuestra comprensión de las habilidades de los antiguos marineros: es el primero que se encuentra a una distancia tan grande sin línea de visión hacia ninguna masa de tierra. Aquí hay un enorme potencial para la investigación: el barco se conserva a una profundidad tan grande que el tiempo se ha congelado desde el momento del desastre; su cuerpo y contexto no han sido alterados por la mano humana (buzos, pescadores, etc.); ni afectados por olas y corrientes que impacten naufragios en aguas menos profundas”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Comunidad Enlace Judío

¿Nuestro periodismo es importante para ti?
¿Confías en Enlace Judío para una cobertura precisa y oportuna en este momento?
En ese caso, únete a la comunidad Enlace.
A partir de $100.00 MXN al mes, podrás:

  • Apoyar a nuestros periodistas independientes que trabajan las veinticuatro horas del día
  • Ser reconocido como parte de nuestra comunidad una bendición semanal
  • Acceso a contenido exclusivo
  • Acceso a eventos exclusivos, en caso de haberlos
  • Servicio de noticias instantáneas sobre Israel y el mundo judío a tu celular, así como a nuestras transmisiones en vivo.

ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD 👈