Inicio » Opinión » Análisis » Primera visita al sur del Río Bravo

Primera visita al sur del Río Bravo

Enlace Judío México.- Con la llegada hoy del Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se realiza la primera visita de un Primer Ministro israelí a México, marcando así un momento histórico en las relaciones entre ambos países.

JONATHAN PELED

Con la llegada hoy del Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se realiza la primera visita de un Primer Ministro israelí a México, marcando así un momento histórico en las relaciones entre ambos países.

A lo largo de los 65 años en que nuestros países han establecido y cultivado relaciones diplomáticas, se ha desarrollado una sólida cooperación en los ámbitos político, económico, científico y cultural y construido, consecuentemente, una fuerte amistad.

Esta se ha destacado por la solidaridad y ayuda mutua, misma que se ha manifestado de diversos modos a través de variadas iniciativas.

Cabe destacar, por ejemplo, la ayuda que México ha brindado a Israel en el abastecimiento de petróleo y su apoyo para atender otras imperiosas necesidades que permitían garantizar nuestra supervivencia.

Israel, por su parte, le prestó su ayuda a México después del terremoto de 1985 y ha capacitado cientos de técnicos y profesionales en áreas de desarrollo rural, agrícola y en el sector de salud pública.

Actualmente nuestra relación se ha convertido en una cooperación tanto tecnológica como en el área de investigación y desarrollo conjunto.

Shimon Peres decía: “México e Israel son viejos amigos pero ahora estamos convirtiéndonos en nuevos socios para una nueva visión”.

Así, y a la luz de desafíos de un nuevo siglo, la relación económica entre Israel y México comenzó a consolidarse con la firma del TLC en el año 2000, seguido por otros acuerdos económicos importantes.

Si bien el TLC triplicó el comercio bilateral y lo llevo a cerca de 650 millones de dólares anuales, aún estamos lejos de alcanzar el verdadero potencial.

Como nuestras economías son complementarias, la fórmula óptima consiste en combinar la tecnología israelí con el talento y el poder manufacturero mexicano, para así dirigirse tanto al gran mercado interno de México, como al mercado Norteamericano.

Esta cooperación ya se manifiesta en la creciente inversión israelí en México alcanzando hoy cerca de 3 mil millones de dólares en los campos agropecuarios, farmacéuticos, hi-tech y de seguridad pública.

La reciente adquisición de la empresa de tecnología de irrigación israelí Netafim por Mexichem atestigua ello.

El importante acuerdo entre las líneas aéreas Aeroméxico y El Al, y la inauguración de una línea directa de carga por Cal Cargo, están cerrando la distancia entre México e Israel. Además, se estableció recientemente en el Aeropuerto de la Ciudad de México un proyecto conjunto entre Mexicana MRO e Industrias Aeronáuticas de Israel que se dedica a convertir aviones de pasajeros en aviones de carga.

En la cultura nuestros países han encontrado un ámbito de acercamiento que ha permitido desafiar las diferencias lingüísticas.

Israel sigue teniendo una participación destacada en los eventos más importantes de México como lo son el Festival Cervantino en Guanajuato y la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, en la cual en el año 2013 Israel fue el país invitado, y su participación fue inaugurada por el Presidente Shimon Peres, en su memorable visita a México.

Recientemente, durante la semana de Israel en el Estado de Hidalgo, Israel fue de nuevo el país invitado esta vez en la Feria Universitaria del Libro de la UAEH. Durante esa semana más de 150 mil personas asistieron a los eventos culturales israelíes y visitaron el pabellón de Israel.

Los mejores artistas, escritores, bailarines y músicos de Israel se han presentado en México y continuarán haciéndolo, con un gran interés y siendo muy bien recibidos.

En el ámbito político, este último año hemos vivido una intensificación de los contactos diplomáticos. Entre ellos destaca la participación del Presidente Enrique Peña Nieto en el entierro de Shimon Peres en Israel, la visita del Ministro de Turismo Yariv Levin a México, así como otras visitas de políticos de ambos países.

Es en el marco de este acercamiento, que hoy llega el Primer Ministro Netanyahu a México, acompañado de una delegación empresarial.

Uno de los objetivos de su visita, es potenciar la relación con México y ampliar la cooperación entre nuestros países. Durante la visita se realizarán encuentros empresariales y se firmarán importantes acuerdos económicos para fortalecer esta colaboración.

El encuentro del Primer Ministro con el Presidente brindará también la oportunidad de un acercamiento más personal entre ambos dignatarios y contribuirá a un mejor entendimiento entre los dos gobiernos.

Retos y temas de interés común tales como la lucha contra el terrorismo internacional, las relaciones con EU y la situación en el Medio Oriente habrán de ser abordados en las reuniones bilaterales.

Cabe destacar, sin duda, el importante rol que la comunidad Judía de México juega en el despliegue de las relaciones entre México e Israel y su contribución, por ende, a la unión de ambos pueblos.

Todo indica que esta visita, la primera visita de un Primer Ministro israelí al sur del Río Bravo, pondrá un eslabón más en la larga trayectoria de amistad entre México e Israel.

 

 

*Jonathan Peled es Embajador de Israel en México

 

 

Fuente:reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend