avatar_default


A la ida de Ehud Barak, ministro de Defensa israelí, de las filas del Partido Laborista hacia su propia formación, se le suman las dimisiones de los jefes de las carteras de Asuntos Sociales, Yitzhak Herzog,de Minorias, Avishai Braverman y el de Industria, Comercio y Trabajo, Benjamin Ben-Eliezer

Los tres ministros de Partido Laborista israelí que formaban parte de la coalición conservadora de Benjamin Netanyahu anunciaron hoy la renuncia a su cartera por las diferencias con el gobierno sobre las estancadas negociaciones de paz con los palestinos.

El ministro de Asuntos Sociales, Isaac Herzog, el de Minorías, Avishai Braverman, y el de Industria, Comercio y Trabajo, Benjamin Ben-Eliezer, anunciaron su salida del gobierno ante la dificultad de gobernar con polémicas figuras como la del ministro ultraconservador de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman.

Pocas horas antes, el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, anunció que abandonaba el Partido Laborista, socio menor de la coalición de gobierno, para fundar junto con otros cuatro diputados el partido Independencia, con el que tratará de rescatar la ideología laborista tradicional de David Ben Gurion.

El ministro de Asuntos Sociales fue el primero en anunciar su abandono, llamando al resto de ministros laboristas a hacer lo mismo. No tardó en ser seguido por Braverman y Ben Eliezer, que anunciaron su renuncia a Netanyahu pocas horas después de que Barak anunciase la creación del nuevo partido junto a cuatro diputados laboristas, con los que seguirá fiel a Netanyahu.

Los tres ministros formaban parte de la facción laborista más crítica con el impasse por el que pasan las negociaciones de paz con los palestinos, y reprochaban a Barak haber olvidado que las negociaciones de paz fueron anunciadas como prioridad durante la campaña política del partido.

“Ha llegado el momento de que dejemos de mentirnos a nosotros mismos, de que abandonemos el gobierno que nos ha llevado a un punto muerto y nos enfrenta contra Avigdor Lieberman y su partido (Israel Beitenu) con su discurso inaceptable y racista que amenaza nuestra democracia”, dijo Herzog a la prensa local.

La salida de tres ministros y la formación del nuevo partido con el que Barak seguirá gobernando dentro de la coalición de Netanyahu, son muestra de la escisión interna existente dentro del Partido Laborista y de las grandes diferencias dentro de la izquierda israelí, que ahora pierde representación en el gobierno.

Barak, que solicitó hoy al parlamento israelí o Knesset la formación del nuevo partido, se lleva consigo al ministro de Agricultura, Shalom Simhon, el viceministro de Industria y Comercio, Orit Noked, el viceministro de Defensa, Matan Vilnai, y el diputado Einat Wilff.

www.infobae.com

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí