avatar_default

ENLACE JUDÍO

La expulsión de los judíos en Inglaterra fue en 1290 y no hubo ninguna presencia judía de modo continuo en Inglaterra durante más de 360 años, pese a que ya en  1525 se imprimieron allí algunos libros hebreos. Cien años después de la expulsión de España llegaron a Inglaterra anusim portugueses, pero no se puede decir que eran judíos en su conducta pública.

El rabino de Amsterdam, Menashe Ben Israel, intentó negociar con Cromwell en 1654 la formulación de un decreto que anulara el edicto de expulsión de 1290 y proclamara públicamente la admisión de los judíos en Inglaterra, pero fracasó. Cromwell  llegó   a un acuerdo tácito que  les permitió  vivir como judíos sin necesidad de esconderlo, un gran privilegio para la época.

Cuando, en 1660, Carlos II restauró la monarquía en Inglaterra, reconoció oficialmente a la congregación ya establecida y les concedió en 1664 libertades y franquicias. En 1663, se formó la Kehilá Shaar Hashamaim. Durante el reinado de Jorge I (1714-1727) se produjeron las primeras naturalizaciones de judíos: en 1723 un tribunal falló que los judíos nacidos en el país eran automáticamente ciudadanos. En 1740, otra ley  daba a los judíos a la ciudadanía británica, si llevaban residiendo más de siete años en el país. La comunidad judía en Inglaterra se convirtió en una de las más importantes de la Diáspora Sefaradí, inmediatamente después de la de Amsterdam.

El 3 de tevet de 5537, viernes 17 de diciembre de 1776, el rey Jorge III exigió un rezo a favor de la guerra que estaba llevando a cabo con las colonias americanas cuando, pese a la declaración de la Independencia, Jorge III trató de mantener a Gran Bretaña en guerra contra los rebeldes en América.El Rabino de la congregación dio un discurso y pidió se pronunciaran rezos agregados al sidur.

Este libro trata de  la traducción del español antiguo al moderno de su sermón, con comentarios y apuntes laterales y un poco de historia y análisis de dichos textos. Algunos textos están en hebreo y unos pesukim en español. Se incluyen unas selijot que se agregaron al rezo de ese día.

El libro es un trabajo de rescate de documentos antiguos, pero que, pese al tiempo, siguen siendo una curiosidad. Revelan detalles acerca de la historia de los judíos y su posición frente a los gobiernos; demuestran fehacientemente el cariño de esa comunidad por el idioma español, pese a los años transcurridos después de la Expulsión; y  manifiestan la calidad humana del rabino de la congregación y su extraordinario don de oratoria, pues supo expresar su pensamiento y divulgarlo sin temor.

El Sermón y Orden de la Oración

Yerajmiel Barylka y Francisco Osorio Acevedo

Biblioteca Iris

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí