Inicio » Mujer Judía » Consentirse con estas cremas de lujo es apoyar a Hamas, ¿cuáles son?

Consentirse con estas cremas de lujo es apoyar a Hamas, ¿cuáles son?

MAY SAMRA/INSPIRADO POR THEBLAZE.COM

¿Acaso quienes han utilizado, alguna vez, una crema facial, un tratamiento antiarrugas, o una crema para el cuerpo de la conocida marca Lush, están enterados que, al realizar sus rituales de belleza cotidianos, están apoyando a Hamas y sus simpatizantes?

¡Pues sí!  Sorprendentemente, los usuarios de Lush, una marca de productos de spa de alto nivel, ¡están, de hecho, fomentando las operaciones de una organización terrorista!

Quizás algunos  de ustedes no han oído hablar de esta empresa de cosméticos de gran lujo, pero en las calles de moda de Soho, West Hollywood, South Beach (en EEUU) y Mayfair (en el Reino Unido), la tienda de jabones ya es parte del lujo circundante. Anunciados como  cosméticos “frescos, hechos a mano”, los productos de Lush prometen consentir al cliente de pies a cabeza, con su gama de lociones naturales, jabones, gels de baño, barras de labios, champús y perfumes.

Muy inocente, ¿verdad? Sin embargo, Lush apoya una serie de causas – presentadas en su sitio web como “campañas éticas” – que van desde el calentamiento global a los derrames de petróleo, desde el matrimonio gay hasta la campaña “ninguna persona es ilegal”. Todos, temas éticos que influyen en los clientes. Pero cuando Lush anunció su apoyo a la campaña One World, que  simpatiza con los jihadistas y contra Israel –  la inserción de la compañía  de origen inglés en las turbias aguas del conflicto palestino-israelí llegó más allá de lo permitido.

Con $ 350 millones reportados en ingresos anuales (algunos informes dicen que son , de hecho,$ 500 millones) y sucursales en más de 40 países, Lush tiene gran alcance y su influencia no puede ser subestimada.

Es posible que usted  recuerde OneWorld, la organización que, con la ayuda del conocido grupo musical Coldplay,  lanzó una canción titulada “Libertad para Palestina”.

La canción pro-palestina lleva una narrativa revisionista que pinta a Israel como “ocupante ilegal que comite “crímenes contra la humanidad.”

El hecho de que la acusación de que Israel comete “crímenes contra la humanidad” es falsa,  no parece ser del interés de OneWorld ni de sus partidarios.

 

Tal vez, lo más hipócrita de Lush sea su participación en campañas de derechos humanos a favor de  gays y de mujeres, dado que  ambas comunidades sufren persecuciones indecibles en el mundo musulmán,donde Lush no ha tenido escrúpulos ni miramientos éticos para abrir varias tiendas.
Por ejemplo, en Arabia Saudita, donde las mujeres luchan para tener el derecho de manejar un coche y de mostrar sus caras embellecidas por Lush- sin que nadie apoye sus esfuerzos, condenados al fracaso.
Y ni hablar de los gays, quienes, en este país, pagan su osadía en la cárcel y, se me olvidaba… con los MIL latigazos de rigor, cuyas cicatrices ningún producto (ni siquiera Lush) podrá borrar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *