Inicio » Opinión » Historia Judía » Luis Abeytua, cronista “accidental” del nazismo en el Berlín de los años 40

Luis Abeytua, cronista “accidental” del nazismo en el Berlín de los años 40

ABC.ES

La reedición del libro “Lo que sé de los nazis” ha permitido recuperar la figura del logroñés Luis Abeytua, que ejerció como periodista “accidental” en el Berlín de los años cuarenta, llegó a traducir al español los discursos de Hitler y colaboró en varios medios de comunicación.

La Asociación de la Prensa de La Rioja ha organizado la ‘VIII encerrona literaria’ con motivo de la presentación de este libro, publicado inicialmente en 1945 y cuya recuperación ha sido impulsada por la Universidad de Cantabria.

La introducción de la obra correrá a cargo de Ricardo Martín de la Guardia, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Valladolid y responsable del estudio preliminar.

Después se celebrará una mesa redonda, en la que participarán la hija del autor, Teresa Abeytua, el editor logroñés Alfonso Martínez Galilea y el consejero de Cultura del Gobierno de La Rioja, Gonzalo Capellán, responsable de publicaciones de la Universidad de Cantabria cuando se reeditó la obra.

Luis Abeytua (Logroño, 1909-1994) fue el menor de los 16 hijos (aunque solo nueve alcanzaron la edad adulta) del procurador Víctor Abeytua y Paula Pérez-Íñigo. Tras estudiar en Madrid, en 1931 ingresó en el Cuerpo Pericial de Aduanas y, tres años después, se casó con Soledad Gandásegui.

En 1938, destinado en Melilla, fue destituido por profesar ideas izquierdistas, “el subterfugio que se utilizaba en la época para expulsar a alguien incómodo”, ha detallado a Efe el catedrático Martín de la Guardia, “aunque la realidad es que quiso denunciar a un alto cargo del régimen franquista dedicado al contrabando”.

Para ganarse la vida, trabajó como mecanógrafo en el consulado alemán en Lerma (Burgos), donde le ofrecieron un trabajo en Berlín en la agencia Transocean, que se encargaba de la difusión de la propaganda nazi.

Abeytua fue también corresponsal del periódico madrileño “Informaciones”, uno de los más afines al régimen hitleriano, donde publicó diversas crónicas sobre el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial según la visión alemana, llegó a traducir los discursos del Führer y dirigió la sección española de la revista “Signal”.

En 1944, en la antesala de la derrota de Hitler, regresó a España justo antes del nacimiento de su primer hijo, y recuperó su puesto en la Inspección de Aduanas en Irún, para trabajar después en Madrid, Vitoria y Logroño, donde se instaló en 1950 y vivió hasta su muerte, en 1994.

“Lo que sé de los nazis”, que se publicó en 1945 en Madrid, fue la única obra de este logroñés, “un gran literato”, en opinión del investigador de la Universidad de Valladolid, que quiso plasmar todas sus “trágicas vivencias” como válvula de escape para vaciar todos sus malos recuerdos de la guerra.

Martín de la Guardia, especializado en la historia de la prensa en la época de la Guerra Civil y el Franquismo y su comparación con los medios de comunicación alemanes e italianos de la época, conoció la existencia del libro por su compañero Gonzalo Capellán, quien le ofreció la posibilidad de reeditar la obra con un estudio crítico.

“Hay muchos testimonios del Berlín de esa época de alemanes y extranjeros, pero no de españoles”, ha detallado este catedrático, además de recordar que “Abeytua entró en contacto con grandes personajes del régimen nazi y con los periodistas locales que mejor conocían la situación del país, a pesar del férreo control de la información”.

El libro es una crónica “muy ágil”, gracias al lenguaje periodístico, ya que utiliza expresiones breves o ‘flashes’ para definir a las personas, desde altos cargos del partido, a alemanes anónimos.

El testimonio directo de un español de los acontecimientos “más trágicos” de la Segunda Guerra Mundial transmitido desde la capital del tercer Reich es para Martín de la Guardia “una joya”, casi comparable al argumento de una novela o una película actual.

Abeytua recogió en su crónica los problemas que sufría la población civil berlinesa, como la falta de suministros, o los bombardeos de 1943, ha agregado este historiador, que también destaca sus reflexiones sobre la evolución del régimen, plasmados “con gran lucidez para analizar lo que sucedía en esos momentos”.

Teresa Abeytua, nacida en 1947 y la menor de los dos hijos del matrimonio, ha explicado a Efe que su padre “nunca dio mucha importancia al hecho de haber escrito un libro”, aunque cree que él estaba “muy orgulloso” de que fuera la primera obra sobre los nazis publicada en un país filonazi.

Tras leer “Lo que sé de los nazis” con apenas quince años, Teresa disfrutó con la crónica de la vida de sus padres en Berlín, donde vivió de primera mano unos acontecimientos “extraordinarios”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *