Inicio » Noticias » Israel » Según documentos clasificados, Israel intentó tener influencia en el juicio de Mandela

Según documentos clasificados, Israel intentó tener influencia en el juicio de Mandela

Unknown

Enlace Judío México- El Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel intentó convencer al régimen del apartheid de Sudáfrica de que no busque la pena de muerte en el juicio de Nelson Mandela de 1964, según revelaron documentos recientemente publicados.

Según éstos, los cuales fueron dados a la luz por los Archivos Estatales de Israel este domingo, la postura del Estado Judío resultó en una carta al gobierno sudafricano en donde se le pedía que negocie con Mandela y otros defendidos en el juicio. La carta también criticaba las políticas segregacionistas del régimen.

En 1964, después de que Mandela y otros miembros del Congreso Nacional Africano fuesen acusados de sabotaje y conspiración, la entonces primer ministro israelí, Golda Meir, le pidió a un diplomático israelí en Cape Town que exprese el descontento de Israel con el juicio. Meir también elogió el ahora famoso discurso de Mandela, en el que denunciaba al juicio, y dijo que había sido una “gran actuación que mostró un gran coraje y vociferó el dolor de millones de africanos”.

Como resultado de los esfuerzos de Meir, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel convivió al filósofo Martin Buber y al autor israelí Haim Hazaz de enviar una carta al gobierno sudafricano para protestar contra el golpe del régimen en el ANC. “Hablen con ellos. Escuchenlos. Tienen algo que decir. No silenciarán sus voces al colgarlos. Desde la tierra de Israel les pedimos que ponga su fe en la nobleza del hombre, sin importar el color de su piel. Y si se lo hace a otros según su fe, el futuro es de ustedes, y de ellos, y del mundo”, escribieron Buber y Hazaz.

El jefe de la misión israelí en Cape Town también envió un cable a Israel, en donde detallaba la desesperada situación financiera de la esposa de Mandela, Winnie.
Mandela, el premio Nobel de la Paz falleció a los 95 años en su casa de Johannesburgo; fue el primer presidente democrático de Sudáfrica y marcó el fin de la segregación racial en su país.

Fuente: AJN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend