avatar_default

Enlace Judío México – La palabra hebrea kosher significa “apto”. Las leyes de kashrut definen los alimentos que son aptos para el consumo de un judío.

kosher-food

Las leyes de kashrut fueron ordenadas por Di-s a los judíos en el desierto de Sinai. Moisés enseñó al pueblo y escribió los fundamentos de estas leyes en Levítico 11 y Deuteronomio 14; los detalles fueron transmitidos a través de las generaciones y eventualmente recopilados en la Mishnah y el Talmud. A ellos se le agregaron varias ordenanzas decretadas a través de las generaciones por las autoridades rabínicas como “vallas” para las leyes bíblicas.

A través de nuestra historia de 4000 años, la observancia de kashrut ha sido un sello de la identidad judía. Quizás más que cualquier otra “Mitzvá”, las leyes de kashrut acentúan que el judaísmo es mucho más que una “religión” en el sentido convencional de la palabra. Para el judío, la santidad no se confina a los lugares y momentos santos, la vida en su totalidad es sagrada. Incluso una actividad aparentemente mundana como es comer es un acto Divino y una experiencia únicamente judía.

¿Por qué comemos Kosher?

Cuidar el kashrut es una Mitzvá, un “mandamiento divino” y “conexión”. Comemos kosher porque Di-s nos ordenó, y a través de ello nos conectamos con Di-s.

Nuestros sabios nos muestran varias ventajas de las leyes de kashrut: las ventajas para la salud, el tratamiento humano de los animales, su efecto unificador para un pueblo disperso, y su papel como protector contra la asimilación. Najmanides, el gran sabio y cabalista del siglo 12, remarca que “las aves y muchos de los mamíferos prohibidos por la Torá son depredadores, mientras que los animales permitidos no lo son; nos ordenan no comer estos animales, de modo que no absorbamos estas cualidades negativas en nosotros mismos”. El kashrut puede ser visto como “nutrición espiritual”: de la misma forma que hay alimentos que son buenos para el cuerpo y alimentos que son dañinos, hay alimentos que nutren el alma judía y alimentos que la afectan.

Sin embargo, nada de lo antedicho son “razones” de que mantenemos kosher. Por el contrario: ya que fue ordenado por el Creador de nuestros cuerpos y almas, el modo de vida kosher obviamente será beneficioso para ambos.

Bases de Kashrut

    • La carne, leche y huevos de ciertas especies de animales son permitidas para el consumo, mientras que otras son prohibidas. Además, una serie de leyes trata sobre cómo el animal debe ser faenado y qué partes del animal pueden ser ingeridas.
    • Carne y leche no deben mezclarse nunca. Se utilizan utensilios separados para cada uno, y se observa un período de espera para comerlos.
    • Frutas, vegetales y granos son siempre kosher, pero deben estar libres de insectos. El jugo de uva o el vino, sin embargo, deben ser certificados kosher.
    • Ya que incluso un pequeño rastro de sustancia no kosher puede hacer un alimento no kosher, todos los alimentos procesados y establecimientos alimenticios requieren la certificación de un rabino confiable o la supervisión de una agencia de kashrut.

Fuente: Jabad

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí