avatar_default

ESTI PELED PARA ENLACE JUDÍO

Enlace Judío México | Una exclusiva banda israelí ha reunido a nueve ex-soldados de las FDI que fueron heridos durante su servicio militar y sufren de varios grados de trastorno de estrés postraumático. Su música les proporciona una vía para expresar sus dificultades y lidiar con el pasado.

Los miembros de ¨Nueve Vidas¨ se encontraron por medio de una organización que ayuda a los soldados a recuperarse de sus heridas y lidiar con PTSD. La banda se formó hace seis años.
Cada miembro tiene su propia historia.

Raz Hagag (voz y guitarra) sirvió en la base de Beaufort en el sur de Líbano, durante los últimos días de la presencia israelí en 2000. Había terminado su turno de guardia cuando un misil anti-tanques cayó en el puesto, matando a Tzaji Itah, uno de sus amigos y el último soldado que cayó antes de la retirada del sur de Líbano.

¨Hay días que aún me encuentro ahí, ¨ dijo al canal dos en una entrevista. ¨No pude ayudarlo.¨
Al terminar su servicio militar, Hagag sufría de problemas de adaptación. ¨Sentí una gran soledad,¨ agregó. ¨Una enorme soledad en mis propios pensamientos. No me atrevía a hablar de esto con nadie.¨

¨La música crea un silencio interno, ¨ dice Hagag. ¨Cuando uno toca, la mente no vaga en otras direcciones, sino que se enfoca en la música.¨

Matan Benayahu fue herido por 14 balas cuando su vehículo militar fue atacado en una carretera en las afueras de Hebrón a finales de 1999.

¨No estaba seguro si estaba vivo o muerto. Me di cuenta que aún vivía cuando me pegó otra bala, ¨ recordó. No dejaría pasar esta experiencia. No me gustaría que desapareciera, o que no hubiese sucedido. Volvería a experimentar lo mismo una y otra vez.¨

¨Después del incidente sentí que volví a nacer, ¨ expresó Benayahu.
Shlomi Gvili, (guitarra bajo) fue gravemente herido en 2004 cuando unos terroristas atacaron su base en la Franja de Gaza. Un mortero cayó a su lado haciéndolo volar.

¨Levanté la cabeza, vi que estaba gravemente herido.¨

Pasaron 16 cirugías y un año entero para volver a caminar. Shlomi sufre de largas horas de insomnio y dice imaginarse que ¨pasan cosas malas¨ alrededor de él – un accidente automovilístico o un misil explotando.

Actualmente, toca la guitarra bajo con un sólo dedo en su mano izquierda.

¨Tengo tres medicinas en la vida, ¨ dijo con una sonrisa. ¨Mi esposa Sivan, el estudio y la banda.¨

La letra de algunas de sus canciones refleja el sufrimiento psicológico en que se encuentran.

¨La última guerra dejó una cicatriz, pero a mis ojos es transparente, ¨ dice una de las canciones. ¨Mi cuerpo está entero, pero mi corazón lisiado.¨

¨Hoy me desperté vuelto loco. Buena suerte explicando al mundo por qué estás enojado, cuando ni tú mismo lo comprendes.¨

Los miembros de la banda eran extraños cuando empezaron a trabajar juntos, ahora son compañeros.

¨Nueve vidas en un ancla en nuestro confuso mundo, una isla de sanidad, ¨ la banda escribe en la portada del álbum. ¨Es un medio para comunicar y compartir lo que no se puede explicar o comprender.¨

Al preguntarles si son una banda antes del gran éxito o un grupo musical de apoyo, uno de los miembros contestó bromeando: ¨Somos un grupo de apoyo justo antes del éxito.¨

Fuente: The Times of Israel.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí